Despliega el menú
Teruel

Teruel

Condenan al alcalde de Lledó por propinar un puñetazo a un exconcejal

Ramón Alonso (PAR) agredió a Rodrigo Brenchat, exedil del PP, por una documentación para abrir un establecimiento hotelero.

Rodrigo Brenchat muestra la lesión causada por el puñetazo del alcalde
Rodrigo Brenchat muestra la lesión causada por el puñetazo del alcalde.
La Comarca

El Juzgado nº 1 de Alcañiz ha condenado al alcalde de Lledó, Ramón Alonso (PAR), como autor de un delito leve de lesiones por propinar un puñetazo en la cara a un vecino, Rodrigo Brenchat, exconcejal y candidato del PP en los últimos comicios (no obtuvo representación). Los hechos se produjeron en el interior del Ayuntamiento durante una discusión entre ambos motivada por una tramitación administrativa pendiente para que el exconcejal pueda abrir un establecimiento hotelero.

En la sentencia, la juez condena al alcalde al pago de una multa de dos meses con una cuota diaria de cuatro euros y a indemnizar al concejal con 210 euros por las lesiones sufridas. Así lo solicitaba la Fiscalía. El denunciante también se adhirió a su petición y, tanto la letrada del denunciado como éste cuando le fue concedida la última palabra, se mostraron conformes con la pena. También debe abonar las costas procesales generadas.

El alcalde le "retrasa el papeleo"

En la sentencia se considera probado que el pasado 11 de septiembre el alcalde golpeó al vecino cuando ambos estaban discutiendo después de que Brenchat acudiera al Consistorio para preguntar sobre unos documentos por los que tenía pendiente la apertura de un establecimiento hotelero. Según consta en la denuncia que interpuso ese mismo día a la Guardia Civil en el puesto de Calaceite, había tenido muchos problemas con las licencias y "por un motivo que desconoce" y Alonso "le ha estado haciendo la vida imposible retrasando todos los papeles".

Escuchó "voy a matar a ese tío"

Incluso aseguró ante la Benemérita que «al salir del Ayuntamiento escuchó cómo el alcalde le dijo a la secretaria y el técnico de obras que "iba a matar a ese tio", por lo que "tiene miedo ya que es cazador y posee armas con licencia".

El suceso tuvo lugar cuando después de tener una conversación con el alcalde y el técnico "el ambiente se puso tenso e incluso el primer edil le echó de las dependencias municipales" según el relato de Brenchat que consta en la denuncia. Entonces, Alonso le propinó el puñetazo delante de la secretaria y el técnico de obras.

Así lo reconoció el alcalde durante el juicio aunque añadiendo que "sin intención". No obstante, tal y como recoge la sentencia, "el hecho de que el denunciado agredió al denunciante con ánimo de causarle un daño ha quedado acreditado". Entiende que el primer edil, "dado el estado de excitación en el que se hallaban y el resto de circunstancias concurrentes, sí tuvo intención de causar un daño".

Como consecuencia del puñetazo, Brenchat sufrió un hematoma en la mejilla derecha que "no le dejó secuelas".

Etiquetas
Comentarios