Despliega el menú
Teruel

teruel

El puente medieval de Santolea tendrá una segunda oportunidad

Arrancan los trabajos para desmontar piedra a piedra la obra, sumergida en la aguas del embalse durante 50 años y ahora a la vista por las labores de ampliación de la presa.

_imagensantoleapuenteperdiguer_f177e60a
Puente medieval de Santolea aflorado en las profundidades del pantano.
Archivo Miguel Perdiguer

Lo que en un principio comenzó como una batalla ciudadana por salvar parte de la historia y del patrimonio del Maestrazgo, ha terminado por convertirse en la victoria de todo un territorio. Ya han comenzado los trabajos para desmontar piedra a piedra el puente medieval de Santolea, que será recolocado posteriormente en un lugar todavía sin definir.

El puente emergió de las aguas del actual embalse de Santolea al llevarse a cabo el vaciado del pantano para poder desarrollar las obras de ampliación de esta infraestructura que riega la huerta del Guadalope. Fue entonces cuando la iniciativa ciudadana puso en marcha una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org con el objetivo de conseguir la protección del puente, ya que la solución planteada por la sociedad pública de las Cuencas de España (Acuaes), la empresa encargada de las obras de recrecimiento, pasaba por demolerlo.

En dos meses y medio, la iniciativa ciudadana, respaldada por el Ayuntamiento de Castellote –en cuyo término se encuentra el embalse–, consiguió recoger más de 1.700 firmas y de realizar diferentes informes que acreditaban la importancia arquitectónica y patrimonial del puente; movimiento que acabó por convencer a Acuaes y al Departamento de Patrimonio del Gobierno de Aragón de que había que proteger el puente.

"Personalmente, es como si me hubiera tocado la lotería. Fue una iniciativa que surgió de un pequeño grupo de personas y que luego ha sido apoyada por muchísima gente", comenta Adolfo Giner, uno de los impulsores de la reivindicación.

Cuatro meses de desmontaje

Una vez conseguido el visto bueno por parte de Acuaes y Patrimonio para el desmontaje del puente, surgen dos incógnitas: saber de qué manera afectarán estos trabajos a las obras de Santolea y conocer qué lugar se elegirá para reubicar el puente.

En cuanto a la primera cuestión, el alcalde de Castellote, Ramón Millán, asegura que estas obras no impedirán que la empresa adjudicataria de la ampliación de Santolea siga trabajando. Pese a que es difícil hablar de la duración del desmontaje, es posible que este se alargue durante unos cuatro meses.

Respecto a conocer la localización en la que descansará el puente en un futuro, quedan más dudas. Lo cierto es que no es una tarea sencilla, porque el puente tiene unas características concretas y específicas que no hacen posible su instalación en cualquier lugar. Desde la Asociación Santolea Viva proponen el barranco de Dos Torres de Mercader para su ubicación. "Encajaría a la perfección y, además, está cerca de la carretera y en terreno público. Los expertos nos dicen que es el mejor sitio de la zona", comenta Laura Berné, presidenta de la asociación.

Desde el Ayuntamiento de Castellote ven con buenos ojos la posibilidad, pero apelan al consenso y a la seguridad. "Es un sitio que nos gusta, pero debemos tener claro que hay que tener en cuenta la opinión de toda la zona y también de los ingenieros. Del mismo modo, hay que buscar financiación para poder reconstruirlo, algo primordial", dice Millán.

Lo cierto es que el enclave gusta, en un principio, a todos. Más si cabe porque la ubicación facilita el acceso hasta las ruinas del pueblo de Santolea y podría formar parte de un ambicioso proyecto que la Asociación Santolea Viva tiene en su mente: crear un parque de la memoria en torno a los edificios derruidos que quedan en la localidad. "Sería una forma de mantener y reconocer la historia de Santolea", insiste Berné.

El parque contaría con un centro de interpretación de Santolea y las actuaciones a llevar a cabo pasarían por reconstruir la capilla de la Ermita del Calvario y por establecer un "yacimiento arqueológico" en las ruinas del pueblo. Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, el Ayuntamiento de Castellote mira hacia el Plan de Restitución con el que la CHE todavía adeuda a la zona. "Conseguir estos fondos no será fácil, pero tienen que llegar antes de que acaben las obras de ampliación", subraya Millán.

Equipo especializado

Mientras tanto, todo está preparado para iniciar la retirada del puente de su ubicación original, en la que ha permanecido oculto por las aguas del embalse durante medio siglo. Un equipo de personal especializado dirige la operación. A la cabeza del mismo está un ingeniero de caminos, canales y puertos al que acompañan un arqueólogo y una paleontóloga. Ellos serán los encargados de realizar el control y seguimiento de todas las actuaciones.

Los trabajos de desmontaje van a ser realizados por la misma empresa encargada del recrecimiento de la presa de Santolea, la UTE Vidal Obras y Servicios. Una serie de actuaciones previas ya se han llevado a cabo, como trabajos de limpieza para eliminar los sedimentos y el barro adheridos a la base y a la parte superior del puente. Desde Acuaes indican que la empresa se ha marcado como objetivo desarrollar esta tarea con la máxima seguridad.

Etiquetas
Comentarios