Despliega el menú
Teruel

sucesos

Un conductor se salta un control de la Guardia Civil y es detenido a tiros en Teruel

Durante el forcejeo de la detención, el automovilista, que iba drogado, ha causado heridas leves a cinco agentes.

La Guardia Civil ha tenido que disparar a las ruedas del coche. Durante el forcejeo de la detención, el automovilista ha causado heridas leves a cinco agentes.

Un conductor de 23 años, vecino de Barcelona, ha sido detenido este domingo en el enlace de la carretera A-226 con la autovía A-23 en Teruel tras una persecución de 44 kilómetros iniciada después de saltarse un control de la Guardia Civil. Para detenerle, los guardias civiles han tenido que disparar a las ruedas del coche del fugitivo, que ha intentado saltarse el dispositivo montado para capturarle. Durante el forcejeo que se ha registrado en la detención, el automovilista ha causado heridas leves a tres policías nacionales, un policía local y un guardia civil.

El automovilista, que no ha querido someterse voluntariamente al control de alcoholemia, ha dado positivo en consumo de drogas y ha quedado detenido. La operación para capturarle ha arrancado a las 9.00 en Allepuz, donde se ha saltado un control rutinario de la Guardia Civil. Los agentes, al verse superados, han iniciado la persecución y han dado la voz de alerta para montar un operativo que le cerrara el paso, lo que se ha conseguido, finalmente y tras utilizar la armas de fuego, en Teruel, a las 9.00.

El detenido esta acusado de los delitos de resistencia grave y atentado a los agentes de la autoridad y conducción temeraria. Una fuente policial ha señalado que el conductor ha circulado entre Allepuz y Teruel "a toda velocidad" y de forma temeraria.

Etiquetas
Comentarios