Teruel

Fuentes Claras muestra su rechazo a la rebaja de la condena por el homicidio de Luis Esteban

Los vecinos, concentrados en la plaza, pidieron la detención de los autores materiales y más pena para los dos procesados por el crimen.

Los vecinos guardaron 4 minutos de silencio y escucharon los toques de una cofradía.
Jorge Escudero

Unos 400 vecinos de Fuentes Claras se concentraron el domingo en la plaza del Ayuntamiento de esta localidad para expresar su rechazo a la rebaja de 15 a 5 años de prisión que ha acordado el Tribunal Supremo (TS) para los dos únicos procesados por el robo y homicidio del comerciante Luis Esteban hace ahora cuatro años. Se trata de El Fatmi Chafnaje –esposo de la empleada de hogar de la víctima– y Rachid Lioumouri –un vecino de Zaragoza que el día de los hechos llevó en su coche hasta Fuentes Claras a otras dos personas para robar en casa de Esteban–.

Los vecinos lamentan, además, que aún no hayan sido detenidos los otros dos hombres que, al introducirse en la casa y ser sorprendidos por Esteban, habrían acabado con su vida huyendo a Marruecos con el botín en sus manos. La falta de un acuerdo de extradición entre España y el país africano habría bloqueado la investigación.

El TS absuelve a los dos condenados del delito de homicidio, que suponía 10 años de prisión, al considerar que ellos permanecieron fuera de la vivienda y no tenían intención de matar. Entiende el TS que el tribunal del jurado de la Audiencia Provincial de Teruel no declaró probado que Chafnaje y Lioumouri conocían la existencia del peligro para la vida de la víctima derivado de una previsible reacción de los autores materiales. El fallo del TS modifica el del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que, a su vez, ya rebajó de 19 a 15 los años de prisión para los enjuiciados.

El teniente de alcalde de Fuentes Claras, Diego Hernández, señaló que la concentración se convocó "por petición popular" para mostrar "la injusticia que se comete al reducir la condena a quienes urdieron el acto". Según dijo, entre los vecinos reina un sentimiento de "indignación, impotencia y resignación" tanto por la rebaja de la pena como por la imposibilidad de que sean detenidos los dos autores materiales, huídos a Marruecos.

El acto se convirtió en un homenaje a Luis Esteban. Todos los presentes guardaron 4 minutos de silencio –uno por cada año que ha transcurrido tras su muerte– y a continuación, entre aplausos, se escuchó el sonido de las trompetas, tambores y bombos de la Cofradía de la Sangre de Cristo, a la que pertenecía el comerciante.

La hermana de la víctima, Mercedes, agradeció a los vecinos su participación en la concentración y destacó el "buen corazón" que tenía Luis Esteban. "No podemos luchar contra la resolución del Tribunal Supremo, solo queda resignación y recordar a Luis tal y como era, siempre con una sonrisa en la boca", manifestó. La mujer expresó su "rabia" dando un toque muy fuerte al bombo solitario colocado en medio de la plaza en honor a su hermano.

Algunos vecinos afirmaron que en el pueblo "hay descontento". "Todos fueron igual de culpables y no es justo que ahora se queden sin castigo", señaló una mujer, Amparo Salas.

Etiquetas
Comentarios