Teruel

El Museo de la Guerra-Batalla de Teruel buscará el consenso en su contenido

Los terrenos en los que se ubicará este espacio expositivo ya han subido adaptados para comenzar su edificación.

El Museo de la Guerra-Batalla de Teruel buscará el consenso en su contenido
Google Maps

El Museo de la Guerra-Batalla de Teruel que se construirá en la capital turolense tratará de "consensuar al máximo posible" todas las perspectivas de la Guerra Civil española para "hacer un relato que pueda ser asumido globalmente", en palabras de Javier Paniagua, presidente de la comisión asesora del proyecto que se ha reunido este lunes en Teruel.

Paniagua, profesor de Historia Social y del Pensamiento Político de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, ha dicho ante los medios, poco antes de comenzar la reunión, que su objetivo es procurar ese máximo consenso entre los historiadores para elaborar el contenido y que por tanto pueda ser un relato para todos.

En ese sentido, ha dicho que "los museos modernos que existen en Europa van por ese camino", como pueden ser los del Holocausto en Berlín o el que proyectó el expresidente Obama en Pensilvania. "Creemos que, después de 80 años, es hora de hacer un museo de la reconciliación", ha manifestado.

El historiador ha asistido este lunes a la reunión de la comisión en la que será su sede, el Archivo Histórico Provincial de Teruel.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha abierto la reunión y ha declarado que este primer encuentro sentará las bases de lo que serán sus contenidos y establecerá un cronograma de actuaciones para lograr que este proyecto "sea un referente nacional e internacional".

En este encuentro han participado también los directores generales de Relaciones Institucionales y Desarrollo Estatutario, Julio Embid, y de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuin.

También han estado presentes en la reunión los vocales David Alegre, Vicente Aupí, Alfonso Casas y José María Maldonado, así como el diseñador de logotipo que publicitará el Museo, Isidro Ferrer.

Los miembros de la comisión también han visitado los terrenos en los que se ubicará este espacio expositivo, que ya han sido adaptados para comenzar su edificación, informan fuentes del Gobierno de Aragón.

El pasado año fue creado ya jurídicamente este museo de titularidad de la Comunidad Autónoma, que depende del Departamento de Cultura y que está integrado en el Sistema de Museos de Aragón.

Según el proyecto presentado, se tratará de un edificio, de 3.500 metros cuadrados, compuesto por dos volúmenes y el conjunto de nuevos espacios que se crearán a su alrededor, que serán en sí mismos una parte fundamental del su mensaje expositivo.

Dos grandes tipologías de módulos museográficos se podrán encontrar en su interior: unos mostrarán la Guerra Civil en su amplio contexto, hasta llegar a la inmediata posguerra, y otros enseñarán lo que ocurrió en Teruel, donde se desarrollaron los más violentos y destructivos ataques contra la población civil entre el 15 de diciembre de 1937 y el 22 de febrero de 1938.

Estos módulos serán temáticos, pero no diferenciarán en ningún caso entre bandos, porque el museo quiere llamar a la reflexión y a la lucha contra el odio y la intolerancia, recuerdan desde el Ejecutivo aragonés.

Además de la museografía, que quiere hacer comprender a los visitantes la Guerra Civil no solo desde el punto de vista militar sino sobre todo desde la perspectiva de la población civil, el edificio que se situará en la Avenida Zaragoza incluye un gran recinto al aire libre concebido como jardín reservado para albergar una amplia muestra de materiales pesados de guerra (acorazados o tanques) y el recuerdo y homenaje a las víctimas a través de un memorial por la paz.

Etiquetas
Comentarios