Despliega el menú
Teruel

El hospital Obispo Polanco lleva casi un mes sin otorrino de guardia los martes y los jueves

Si se registra un caso grave por la tarde o por la noche, es enviado al Miguel Servet de Zaragoza, a 170 kilómetros de la capital turolense.

Acceso principal del edificio del hospital Obispo Polanco de la capital turolense.
Acceso principal del edificio del hospital Obispo Polanco de la capital turolense.
Antonio García/Bykofoto

El hospital Obispo Polanco de Teruel, con una población de referencia de 90.000 personas, no tiene otorrino de guardia localizada –no hay de presencia física– ni los martes ni los jueves. Si a lo largo de la tarde y la noche de alguno de esos dos días llega al Servicio de Urgencias un caso de gravedad que precisa de la intervención de un médico especialista en garganta, oído o nariz, el paciente tiene que ser enviado en una ambulancia al Miguel Servet de Zaragoza, a 170 kilómetros de distancia.

La Unidad de Otorrinolaringología del Obispo Polanco reabrió sus puertas el pasado 11 de febrero tras casi dos semanas cerrada al haberse marchado a otro destino dos especialistas y tener que coger una baja por estrés la tercera médico en plantilla, a su vez jefa del servicio. Sin embargo, la actividad se reanudó a medio gas, con un único médico que pasa consulta solo dos horas y media por las mañanas y hace guardias los lunes y los miércoles y refuerzos que llegan del Miguel Servet para cubrir las guardias los viernes, sábados y domingos.

Al parecer, ha sido imposible encontrar un médico para realizar las guardias localizadas de los martes y los jueves, que antes eran atendidas por la jefa del Servicio de Otorrinolaringología, quien cogió la baja el 31 de enero y todavía no ha regresado.

Desde el Departamento de Salud del Gobierno aragonés declinaron el miércoles explicar los motivos por los que no hay otorrino de guardia localizada los martes y los jueves. Las mismas fuentes oficiales  se limitaron a decir que se trata de una "cuestión de organización" y que "los profesionales de Urgencias ya saben cómo deben actuar si tienen una urgencia de Otorrino".

El responsable de Atención Especializada del sindicato médico CESM-Aragón, Jesús Martínez-Burgui, opinó que en un hospital general "debe haber un otorrino de guardia todos los días de la semana". Según dijo, 170 kilómetros –los que hay de Teruel a Zaragoza– son mucha distancia para una urgencia vital, como puede ser un atragantamiento por una espina de pescado o un sangrado nasal grave.

Al problema de las guardias entre semana, que convierte al Obispo Polanco en el único hospital general de una capital de provincia española que deja al descubierto dos días, se suma el de la falta de facultativos para pasar consulta. Fuentes médicas alertaron este miércoles de que solo un especialista a media jornada donde antes había tres que recibían pacientes durante toda la mañana es "totalmente insuficiente" para atender la demanda que registra el área de Otorrinolaringología de este centro hospitalario. Señalaron que la situación va a producir un auténtico "tapón" en las listas de espera tanto para quienes acuden por primera vez al especialista como para aquellos que aguardan a conocer los resultados de pruebas diagnósticas para poder iniciar un tratamiento.

Etiquetas
Comentarios