Despliega el menú
Teruel

El cura de Báguena entra en la cárcel para cumplir una pena de 6 meses por conducir ebrio y sin carné

Luis Fernando Nieto ingresó en la cárcel de Teruel el pasado martes. Fue detenido un día antes en Burbáguena.

Imagen de archivo de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Báguena y del párroco Luis Fernando Nieto
Imagen de archivo de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Báguena y del párroco Luis Fernando Nieto

Luis Fernando Nieto Vilora, de 29 años y párroco de varios pueblos de la comarca turolense del Jiloca, ingresó el pasado 12 de febrero en el centro penitenciario de Teruel para cumplir una pena de seis meses y 20 días de cárcel tras haber sido condenado por varios delitos contra la seguridad vial por conducir ebrio y sin carné.

Según explicó a HERALDO su abogado, Clemente Peribáñez, Nieto Vilora ha sido condenado cuatro veces por este tipo de delitos: dos por conducir bajo los efectos del alcohol y otras tantas por circular sin carné. Las tres primeras sentencias le obligaron al pago de multas, a la realización de trabajos en beneficio de la comunidad y le impusieron la retirada de carné. De acuerdo con el letrado, todas estas condenas han sido cumplidas "íntegramente" por el religioso.

Sin embargo, en el cuarto juicio al que se enfrentó el párroco, el pasado mes de enero, la acusación exigió que se le impusiera una pena de prisión, debido a su conducta delictiva reincidente. Al parecer, unos días antes había sido interceptado conduciendo bajo los efectos del alcohol y sin carné, porque la retirada que le había impuesto uno de los fallos judiciales aún seguía vigente.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único, Irene Sofía Carrau, estimó pertinente esta medida y dictó un fallo condenatorio a tres meses y 10 días de prisión por cada uno de los dos delitos que se le atribuían al religioso. La jueza fijó que Luis Fernando Nieto debía ingresar en prisión el lunes 11 de febrero por la mañana.

La intención del párroco era, según su letrado, presentarse voluntariamente en la cárcel de Teruel. Sin embargo, "no fue puntual", lo que motivó que la Guardia Civil organizara un amplio dispositivo policial el citado día para proceder a la detención.

Según pudo saber este diario, el Instituto Armado desplegó varios vehículos en Báguena, Calamocha, Burbáguena y sus alrededores, que no pasaron desapercibidos para los vecinos de estas localidades. Finalmente, el arresto de Luis Fernando Nieto se practicó hacía las 14.00 en la residencia de los Hermanos de la Cruz Blanca de Burbáguena, institución en la que ejercía como capellán.

Tras su detención, el cura fue trasladado a Teruel. Primero al hospital Obispo Polanco, porque se encontraba muy alterado, y después a los juzgados. El martes, día 12, ingresó en el centro penitenciario. "Está muy arrepentido y afectado", confesó ayer su abogado, que espera poder visitarle próximamente en la cárcel y que su estado haya mejorado.

Etiquetas
Comentarios