Despliega el menú
Teruel

El Museo Provincial investiga minas de hierro andalusíes en Almohaja

El centro expositivo recibió 39.026 visitantes el año pasado y llevó a cabo varias excavaciones arqueológicas.

Un agente informa sobre los contenidos de la exposición.
Museo Provincial de Teruel.
Jorge Escudero

El Museo Provincial investiga una mina de hierro del periodo andalusí en Almohaja dentro del programa de la institución para conocer la población de la provincia en la época musulmana. El director del Museo, Jaime Vicente, repasó este lunes la trayectoria del establecimiento durante el año pasado, que incluye prospecciones y excavaciones en varios yacimiento arqueológicos, uno de ellos la explotación minera.

Los arqueólogos del Museo llevaron a cabo excavaciones en el poblado ibérico del Cabezo de San Pedro, en Oliete; en la ciudad romana de La Caridad, en Caminreal; y en los enclaves andalusíes del Quemao, de Sarrión, y La Ermita Vieja, de Almohaja. Respecto a este último, Redón explicó que se llevaron a cabo sondeos que permitieron detectar un poblado vinculado a una mina de hierro, así como las instalaciones mineras. Señaló que en el lugar existen restos de un mina de hierro y "una escombrera tremenda" que apuntan a una actividad "intensa" bajo dominación musulmana.

Por otro lado, en La Caridad se llevaron a cabo prospecciones mediante georradar que dieron buenos resultados al detectar la presencia de restos de construcciones. En San Pedro se constataron cinco fases de ocupación y se localizó un horno de cerámica de grandes dimensiones cuya excavación está prevista para 2019.

El diputado delegado del Museo Provincial, Juan Carlos Gracia, se mostró "satisfecho" del balance de actividades y visitas del año pasado, con un total de 39.026 entradas vendidas, un 2% menos que en 2017. Achacó la caída a las obras de restauración de la fachada del Museo, que mermaron la afluencia de público. Aún así, el establecimiento fue "un referente cultural nacional".

Señaló que, una vez finalizada la actuación en la fachada, la afluencia de visitantes se disparó. Noviembre y diciembre registraron incrementos respecto a 2017 del 46% y 38%, respectivamente. El director del Museo añadió que, sin el bajón derivado de la restauración, la cifra final de 2018 "hubiera superado" el récord histórico de 2008, con 40.000 visitas.

Redón recordó que, además de la exposición de fondos, el Museo desarrolla una amplía actividad de investigación arqueológica, restauración y divulgación. Entre las restauraciones, figuró el fondo bibliográfico. Una de las actividades fundamentales fueron las exposiciones temporales. Durante el año pasado, la muestra más visitada fue ‘Ciudad devastada’, dedicada al 80 aniversario de la batalla de Teruel, con 13.000 visitantes.

Durante 2018, el Museo Provincial incorporó 1.186 piezas a sus fondos, entre libros, obras de arte y materiales etnológicos. Una de las incorporaciones más singulares, fue un cuaderno del pintor romántico Salvador Gisbert que cayó en manos de un militar durante la batalla de Teruel y que incluye anotaciones de la contienda. También se adquirió una colección de esculturas, pinturas y dibujos del artista Eleuterio Blasco que será cedida a Molinos, localidad natal del escultor.

Etiquetas
Comentarios