Teruel

Muere un cazador en Teruel tras recibir un disparo fortuito de un compañero

La víctima, de 49 años y vecino de Castellón, se encontraba junto a otras dos personas en el monte de noche.

Vista por satélite del término municipal de Cañada de Benatanduz, donde el fallecido recibió un disparo fortuito mientras cazaba con un compañero el pasado viernes.
GoogleMaps

Un cazador de 49 años de edad y vecino de Castellón cuyas iniciales son R. D. M., falleció este pasado fin de semana tras recibir el disparo fortuito de uno de los dos compañeros con los que se encontraba el pasado viernes por la noche en el paraje denominado ‘La Vega’ del término municipal de La Cañada de Benatanduz.

La víctima, con una herida en el vientre, fue recogida por sus compañeros y trasladada en el coche de uno de ellos al centro de salud de la localidad castellonense de Villafranca del Cid. Desde allí, y ante la gravedad de la lesión, R. D. M. fue evacuado en una ambulancia con destino a un hospital de la capital castellonense, pero, al parecer, falleció por el camino, al poco tiempo de salir de Villafranca del Cid, y el personal del vehículo sanitario decidió regresar al ambulatorio de este municipio.

Fuentes de la Guardia Civil informaron este lunes de que el disparo se produjo mientras el compañero manipulaba el arma de fuego, sin que haya trascendido todavía si se trataba de una escopeta, un rifle u otro tipo de arma de gran tamaño. R. D. M. se encontraba en la línea de tiro, por lo que recibió un impacto en la zona abdominal, concretamente en la boca del estómago, que acabaría con su vida.

La Benemérita de la provincia de Teruel recibió el aviso alertando de que un cazador había resultado herido en La Cañada de Benatanduz por un disparo fortuito de un compañero a las 22.50 del pasado viernes 18 de enero. La llamada a la Guardia Civil se produjo a través del Servicio de Emergencias del 112.

Un detenido en Castellón

A consecuencia de lo ocurrido, el compañero de cuya arma salió el disparo fortuito, se encuentra detenido en Castellón como presunto responsable de un delito de homicidio por imprudencia. Es la Guardia Civil de esta provincia de la Comunidad Valenciana la que está llevando a cabo la investigación para esclarecer las circunstancias en que se produjeron los hechos.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Teruel, lo ocurrido apuntaría a que se trata de un grupo de cazadores furtivos que se habrían desplazado desde Castellón hasta el Maestrazgo turolense. Al parecer, no es una práctica del todo extraña esperar la llegada de jabalíes de noche en determinados lugares frecuentados por estos animales. No obstante, se está investigando si estas personas estaban cazando de forma legal –con todos los permisos necesarios– o al margen de la ley.

El alcalde de La Cañada de Benatanduz, Juan Antonio Monserrate, lamentó el fatídico accidente y advirtió de que la caza nocturna "lleva un riesgo añadido que siempre debe ser tenido muy en cuenta". "Es una lástima lo que ha ocurrido; es muy peligroso cazar de noche y por eso hay que tomar muchas precauciones", remarcó el regidor.

Conocido en el pueblo

Monserrate explicó que el fallecido era conocido en La Cañada de Benatanduz debido a que algunos de sus familiares poseen una casa en esta pequeña localidad del Maestrazgo turolense en la que viven apenas cuarenta vecinos.

Juan Antonio Monserrate explicó que el suceso se produjo en un paraje natural próximo al pueblo al que se llega por una pista rural cerca de la cual tuvo lugar el accidente.

Etiquetas
Comentarios