Despliega el menú
Teruel

El Ayuntamiento de Teruel, condenado a pagar 293.594 euros por ocupación ilegal de suelo en Pomecia

El Tribunal Supremo ratifica una condena que obliga al Consistorio a indemnizar a una dueña de terrenos en el barrio por invadirle 4.268 metros cuadrados con obras.

Las viviendas precarias proliferan sin planificación en el barrio de Pomecia.
Las viviendas precarias proliferan sin planificación en el barrio de Pomecia.
Jorge Escudero

El Supremo desestima el recurso del Ayuntamiento deTeruel, que había solicitado la revisión de la sentencia del TSJA con el argumento de que la aparición posterior de determinada documentación municipal demostraba que en su día se abonó al propietario –del que es heredera Isabel Gorbe– la indemnización por la ocupación de suelo para tender la conducción de agua.

La resolución del Tribunal Supremo considera que los nuevos documentos de pago aportados por el Ayuntamiento no afectan al fallo del TSJA porque "no ha aducido ni justificado debidamente" que la documentación hubiera "estado fuera de su disponibilidad" por razones de "fuerza mayor". Añade que el hecho de que no presentara los documentos en su momento "únicamente es imputable al Ayuntamiento por su falta de organización o control de los expedientes que formalizan y dejan constancia de su actuación".

La dueña de los terrenos de Pomecia mantiene una larga batalla judicial por la ocupación de sus propiedades por decenas de edificaciones irregulares y por las obras de infraestructuras acometidas por el Consistorio. El enfrentamiento culminó en 2016 con una denuncia por delito urbanístico contra los exalcaldes Lucía Gómez, Miguel Ferrer y Manuel Blasco, dos funcionarios municipales y el exconcejal de Urbanismo Jesús Fuertes, por entender que eran responsables del crecimiento ilegal del barrio. La denuncia fue desestimada por los tribunales. Paralelamente, Gorbe seguía adelante con la reclamación de las indemnizaciones por la usurpación de sus fincas.

Isabel Gorbe ha presentado una demanda de ejecución de la sentencia del TSJA que cifra el importe del suelo ocupado por el Consistorio en 293.594 euros, repartidos entre el valor de 1.162 metros cuadrados utilizados para la tubería de agua y 3.106 en la pavimentación de zonas en torno a las edificaciones.

La sentencia del TSJA ahora ratificada considera que en 1987 el Consistorio ocupó ilegalmente el suelo preciso para construir las tuberías y en 2008 para obras de pavimentación "al servicio de viviendas clandestinas" de Pomecia. La propietaria reclamaba la "reposición" de sus terrenos a la situación previa a las obras o si esta solución era inviable que, de forma "subsidiaria", se proceda a su indemnización. El fallo considera "temporal" la ocupación del suelo destinado a pavimento a la espera de que se restablezca la legalidad urbanística en el barrio.

El Ayuntamiento, ante la sentencia firme del Tribunal Supremo, ha respondido que la medición del suelo ocupado ilegalmente para instalar la conducción de agua es errónea y debe corregirse antes de liquidar la indemnización. Isabel Gorbe achacó la reacción municipal a una "maniobra dilatoria" para retrasar el abono de los terrenos que invadió el Consistorio. Para Gorbe, el recurso de revisión ante el Supremo obedecía a la misma actitud de demorar al máximo el pago de la compensación, que incluye un recargo del 25% por responder a una actuación por "vía de hecho".

El Supremo ratifica la sentencia del TSJA que consideró "acreditado" que el Ayuntamiento "ha ocupado sin autorización ni expediente expropiatorio alguno" en torno a media hectárea de terrenos de Isabel Gorbe para dotar de abastecimiento de agua a Pomecia y mejorar su precaria pavimentación.

Etiquetas
Comentarios