Despliega el menú
Teruel

La cabra montesa de la Silent Route recibe a los conductores en Ejulve

Es una de las versiones aragonesas de la famosa Ruta 66 y conecta las comarcas de Andorra y del Maestrazgo a lo largo de 63 kilómetros para conducir sin prisa.

La cabra montesa de la Silent Route recibe a los conductores a su paso por Ejulve.
La cabra montesa de la Silent Route recibe a los conductores en Ejulve
Comarca Andorra-Sierra de Arcos

La Silent Route, una de las versiones aragonesas de la famosa Ruta 66, ha incorporado a su recorrido un nuevo hito. Una estatua con la cabra montesa del logotipo de la ruta se deja ver ahora en uno de los puntos más altos, en el término municipal de Ejulve.

La incorporación de este estandarte quiere llamar al conductor a que se detenga y contemple desde este lugar las vistas de la Sierra de Arcos. Es uno de los miradores que ofrece la Silent Route, un recorrido de 63 kilómetros por la carretera A-1702, que conecta la comarca de Andorra con la del Maestrazgo.

Ambos organismos han impulsado esta iniciativa sumándose a la tendencia cada vez más extendida en España del ‘slow driving’. Conducir sin prisa y sin destino, simplemente para contemplar el paisaje y descubrir nuevos rincones. Ése es el espíritu de esta práctica que se puede experimentar en la Silent Route.

Con la incorporación de este hito, la cabra montesa recibe a los conductores a su llegada a la localidad de Ejulve. Se sitúa exactamente en el kilómetro 17,3 de la ruta y es una reproducción a gran tamaño del logotipo. Según explican desde la comarca, se ha escogido este lugar para su colocación por ser uno de los puntos desde los que mejores vistas se obtienen. Un punto que, hasta la fecha, pasaba bastante desapercibido.

Ahora, con la instalación de este estandarte, se pretende llamar al conductor a que se detenga, se fotografíe, contemple las vistas y comparta la experiencia en sus redes sociales. De hecho, la comarca, junto con la vecina del Maestrazgo, se plantea para principios del año que viene convocar un concurso de fotos para promover este tipo de acciones de difusión.

Además, se contemplan otras acciones en este punto, como la instalación de una mesa interpretativa del paisaje circundante, la colocación de bancos que inviten a la contemplación y la señalización en la carretera del mirador.

La Silent Route de Andorra-Sierra de Arcos y el Maestrazgo se puso en marcha en julio de este año y es una de las siete rutas que forman el proyecto ‘slow driving’ de Aragón. Consta de 63 kilómetros de trazado serpenteante, entre la Venta de la Pintada, en Gargallo, y el puerto de Cuarto Pelado, en Cantavieja.

Etiquetas
Comentarios