Despliega el menú
Teruel

Heraldo Saludable

Siete de diez plazas de pediatría en el medio rural de Teruel están sin cubrir

A las puertas del invierno, cuando se multiplican las atenciones por virus y afecciones gripales, el principal temor de estos profesionales reside en la saturación de las consultas.

El 14% de las plazas de pediatría en Aragón están cubiertas por médicos de familia.
El 14% de las plazas de pediatría en Aragón están cubiertas por médicos de familia.
Francisco Jiménez

Los pediatras del Bajo Aragón, en el medio rural turolense, se encuentran prácticamente en cuadro a pocos días de que comience el invierno y se produzcan los primeros picos asistenciales por virus y otros problemas gripales. En estos momentos, hay 8 de 10 plazas de pediatría sin cubrir y apenas tres especialistas (dos en Alcañiz y una pediatra en Alcorisa) pasan consulta a diario para los niños de la zona.

"El principal temor que tenemos nosotros es que haya problemas de saturación en las consultas. Aquí todo el niño que quiere ser atendido lo vemos, y si podemos y nos aguanta el cuerpo seguiremos haciéndolo, pero nos gustaría que los patrones de calidad fueran otros", reclama el doctor Sixto Martínez, uno de los dos pediatras con los que cuenta el centro de salud de Alcañiz. Su mujer ocupa la otra plaza de pediatra del centro. Ambos dejaron sus respectivos trabajos en Madrid para venirse a vivir a esta localidad del Bajo Aragón donde tienen sus raíces. "Pensamos que en la zona éramos también útiles y queríamos un estilo de vida más tranquilo. Lo que no esperábamos es la situación tan precaria que hemos encontrado aquí. Dejamos la plaza de hospital para vivir más tranquilos y acabamos haciendo guardias y sustituciones porque no hay médicos de familia", lamenta este pediatra, quien reclama incentivos para fijar población en el medio rural y hacer atractivas estas plazas para el resto de profesionales.

Entre tanto, la falta de especialistas se agudiza y cada vez son más los municipios del medio rural que se quedan sin pediatra por uno u otro motivo. Según datos facilitados por Csif, en Caspe hay en estos momentos dos plazas de pediatría sin cubrir y falta también un pediatra en los centros de salud de Andorra, Valderrobres, Calanda, Alcañiz e Híjar, donde previsiblemente ocupe esa plaza un médico de familia.

En Aragón, según datos de la Asociación Aragonesa de Pediatría y Atención Primaria (Aepap), un 14% de las plazas de pediatría están ocupadas por un médico que no tiene la especialidad, por debajo de la media estatal que se sitúa entre un 30 y un 40%. La situación, sin embargo, se agrava al poner el foco en el medio rural, donde hasta un 60% de las plazas de esta especialidad se cubren con médicos no pediatras.

"Las cuentas no están bien hechas, y a pesar de que todas las sociedades científicas han advertido de lo que iba a pasar, porque no va a haber recambio generacional, los políticos no toman conciencia", lamenta la presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria, Teresa Cenarro.

A su juicio, la solución a este problema pasa por buscar "fórmulas" que contribuyan a hacer más atractivas para los profesionales las plazas en el medio rural, además de aumentar las plazas MIR para que haya más especialistas. "La única manera de cubrir esas plazas es hacerlas atractivas, porque mientras haya más puestos de trabajo que profesionales cada uno elige lo que más le conviene", añade Cenarro.

De la misma opinión es el doctor Martínez, quien reclama también que se incentiven las plazas de difícil cobertura, no solo económicamente sino también por puntos a la hora de pedir un traslado o con permisos para que estos profesionales puedan salir a formarse fuera a cambio de haber estado trabajando "solos y aislados".

"Lo que a nosotros nos gustaría es que se favoreciera a esta gente que está empezando la especialidad a rotar por los pueblos, que tengan las mismas condiciones que en las comunidades de alrededor y que les sea más atractivo el instalarse. Después, cuando vives aquí, te das cuenta de que vale la pena, pero para eso hay que estar y probarlo, que a día de hoy es difícil", concluye este pediatra.

Etiquetas
Comentarios