Despliega el menú
Teruel

Una semana para reabrir el acceso al barrio de los Tarrasones de Olba

La pedanía, en la que vive una familia con dos niños, ha sido inaccesible debido a la crecida del Mijares con la gota fría.

El paso por el río Mijares para acceder a Los Tarrasones, cubierto por la crecida del Mijares.
El paso por el río Mijares para acceder a Los Tarrasones, cubierto por la crecida del Mijares.
Heraldo

El barrio de los Tarrasones de Olba, en el que reside una familia con dos niños de 6 y 4 años, volvió este viernes a ser accesible para el tráfico rodado, aunque solo con todoterrenos, después de una semana sin comunicación por carretera debido a la crecida del Mijares con la gota fría de los pasados días 18 y 19 de octubre. La imposibilidad de cruzar el río obligó a los dos escolares que viven en el núcleo a desplazarse a pie por una senda de dos kilómetros para ir al colegio de Olba.

El descenso del nivel del Mijares unido a la derivación de caudales aguas arriba de los Tarrasones para alimentar una central hidroeléctrica disminuyó la inundación del vado y permitió, con dificultades, entrar y salir de la pedanía. Pascual Barón, que reside con su familia en este núcleo de población, explicó que el paso del río esta cubierto por 15 centímetros de agua, con lo que un turismo convencional "no puede pasar". Añadió que para normalizar el acceso falta acondicionar la pista que llega hasta el pueblo, muy afectada por las escorrentías. Barón señaló que ha intentado repararla con sus propios medios pero es insuficiente.

El difícil acceso a Los Tarrasones y a la pedanía de Los Ramones –también en Olba y con treinta vecinos– como consecuencia de las crecidas del Mijares se abordará en la reunión que el próximo martes mantendrán en Teruel el subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro, con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Manuel Alcalde. Desde la Subdelegación informaron de que la CHJ estudia las posibles soluciones para mejorar el acceso a los barrios de Olba.

Por otro lado, la Diputación Provincial (DPT) ha recibido hasta el momento 55 solicitudes de otros tantos ayuntamientos que piden ayuda para reparar los destrozos causados por la gota fría en las infraestructuras y equipamientos públicos. Una fuente de la DPT indicó que, previsiblemente, seguirán llegando peticiones de ayuda en los próximos días para completar el informe de daños, que deberá estar listo la próxima semana porque la reparación de las afecciones "es urgente". Montalbán, una de las localidades más castigadas, evalúa los desperfectos sufridos en 500.000 euros.

Los informes de daños recibidos aluden a destrozos en caminos, por desbordamientos de ríos y ramblas, derrumbamientos de muros y a puentes cegados por los arrastres del agua, fundamentalmente.

El Bajo Martín, sin agua potable

También como consecuencia del temporal, ocho localidades del Bajo Martín permanecen desde hace seis días sin suministro de agua potable por su turbiedad excesiva. Los afectados, que se abastecen del pantano de Cueva Foradada, son Albalate del Arzobispo, Híjar, La Puebla de Híjar, Urrea, Oliete, Samper de Calanda, Jatiel y Castelnou.

Etiquetas
Comentarios