Despliega el menú
Teruel

La construcción de tres parques eólicos dinamiza la economía de Muniesa y Alacón

Los ayuntamientos confían en mejorar los servicios a sus habitantes con los ingresos por licencia de obras y actividad. La hostelería ya registra más clientela con la llegada de los primeros operarios

Los primeros trabajos para la construcción de tres parques eólicos ya están en marcha.
Los primeros trabajos para la construcción de tres parques eólicos ya están en marcha.
Heraldo

El inicio esta semana de las obras de construcción de tres parques eólicos entre Muniesa y Alacón, con una inversión prevista de 130 millones de euros, ha generado una gran expectación en ambos municipios, cuyos ayuntamientos confían en poder mejorar los servicios que prestan a sus vecinos, así como hacer realidad algunos proyectos ahora difíciles de asumir, gracias a los ingresos que reportarán los aerogeneradores.

La hostelería ya ha notado un mayor trasiego de clientes con la llegada de los primeros operarios. Se estima que durante la fase de construcción de los tres parques eólicos, que tienen prevista su puesta en servicio a finales de 2019, trabajen 200 personas, una cifra que disminuirá, no obstante, a partir de esa fecha, pues el mantenimiento de las instalaciones requiere de mucho menos personal.

"Tenemos lleno el local, con 16 habitaciones, y hemos tenido que contratar a un trabajador más para poder atender toda la demanda", explica Manuel Torralba, gerente del hostal ‘Rosa Mari’ de Muniesa. Ante la posibilidad de que algunos de los operarios decidan instalarse en la localidad mientras dura la construcción, el Ayuntamiento ha creado una bolsa de vivienda en la que los vecinos han inscrito los pisos que tienen disponibles, una veintena.

El alcalde de Muniesa, José Luis Iranzo, calcula que las arcas municipales podrían llegar a ingresar, por licencia de obras, una cantidad cercana al millón de euros, mucho dinero si se compara con el presupuesto municipal anual, que ronda los 200.000 euros. A ello se sumarían los aproximadamente 20.000 euros anuales que percibirá el Consistorio como tasa de actividad durante los 25 años que durará el contrato con Endesa, propietaria de las plantas.

"Principalmente, queremos mejorar los servicios municipales que se prestan a la población y cuyo coste de mantenimiento es alto", afirma Iranzo, quien explica que Enel Green Power, la división de energías renovables de Endesa que se hace cargo de la instalación de los aerogeneradores, se ha comprometido, además, a renovar el alumbrado de las calles y edificios públicos de Muniesa con una inversión de entre 80.000 y 100.000 euros. Una actuación similar se llevará a cabo en Alacón, donde su alcalde, Raúl Lázaro, señala que también allí la empresa eléctrica ha acordado hacerse cargo de la sustitución del alumbrado actual por otro con sistema led.

"Esperamos que se note"

Lázaro explica que el Ayuntamiento de Alacón, con 300 vecinos, ha abierto una bolsa de trabajo a la que la empresa puede recurrir si necesita empleados. Según destaca el primer edil de esta pequeña localidad de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos, el Consistorio estudia junto con Enel Green Power acuerdos que permitan "que el dinero no pase de largo y se quede en el pueblo", como la posibilidad de que el único bar de la población prepare menús especiales para la plantilla de trabajadores. "Esperamos que se note la presencia de la empresa", afirma.

Para la construcción de los parque eólicos se emplean herramientas y técnicas innovadoras, como drones para el levantamiento topográfico, rastreo inteligente de los componentes de la turbina y soluciones de software para monitorizar las actividades.

"Pondremos en marcha una conservera y bajaremos el precio del agua a los vecinos"

Para el Ayuntamiento de Alacón, los beneficios que reporte la instalación en su término municipal de 6 de los 18 aerogeneradores previstos entre los tres parques –los otros 12 estarán en Muniesa– podrían permitir hacer realidad un proyecto que el pueblo lleva madurando hace años y que no puede ejecutar por falta de recursos económicos.

Se trata de una fábrica de conservas que aprovecharía los productos que se cultivan en la huerta tradicional de Alacón, como el puerro, el pimiento y la alcachofa. Su entrada en funcionamiento crearía de 8 a 10 puestos de trabajo a los que podrían optar los habitantes de la comarca. El alcalde, Raúl Lázaro, señala que para ello habría que adecuar una nave municipal con una inversión de la que hoy por hoy no dispone el Ayuntamiento.

Según Lázaro, el Consistorio ha solicitado financiación al Fondo de Inversiones de Teruel, el Fite, cuyos recursos aportan al 50% el Gobierno central y el Ejecutivo autonómico. "Pero, si no llega el Fite, estudiaremos poner en marcha la conservera con el dinero que nos aporten los aerogeneradores", señala el primer edil de Alacón.

En la actualidad no hay ninguna industria en Alacón y la conservera sería el primer proyecto que tomaría forma y generaría empleo, lo que, a su vez, podría atraer al municipio a nuevos pobladores. «Aquí todos vivimos de la agricultura y la ganadería», resalta Lázaro, quien explica que, no obstante, la escuela se mantiene abierta con un total de seis niños.

Además de ese proyecto, el Consistorio planea reducir el precio de la factura del agua a los vecinos. "El servicio del agua es muy caro y nos gustaría que la población no tuviera que pagar tanto por esa prestación tan básica", dice Lázaro.

Etiquetas
Comentarios