Teruel

Heraldo Saludable

El Obispo Polanco tendrá resonancia de última tecnología a principios de 2019

El nuevo equipo evitará derivar a un centro privado a 700 pacientes al año. Con un coste de 1,7 millones, el aparato mejora la calidad diagnóstica y es más rápido, lo que recortará esperas.

Hospital Obispo Polanco

El hospital Obispo Polanco de Teruel, con una población de referencia de 90.000 habitantes, contará con un equipo de resonancia magnética de última tecnología a principios del año que viene. El  Salud acaba de adjudicar a la empresa Siemens Healthcare SLU el contrato del suministro junto al de otros tres aparatos de similares características que se  instalarán en el Miguel Servet de Zaragoza –que se queda con dos unidades– y en el San Jorge de Huesca.

El nuevo equipo, que sustituirá al actual, con más de doce años de antigüedad, reducirá el tiempo de exploración en un 30%. Esta mayor rapidez permitirá realizar más pruebas diagnósticas por jornada. Así, mientras ahora el área de Radiodiagnóstico del hospital Obispo Polanco lleva a cabo una media de 8 exploraciones a lo largo de la mañana, con la entrada en funcionamiento en 2019 del nuevo equipo podrán ser explorados entre 10 y 12 pacientes en el mismo espacio de tiempo.

Esta mayor agilidad reducirá las listas de espera para resonancia magnética. Los pacientes cuyo caso, en principio, no requiere urgencia, aguardan actualmente 30 días para poder someterse a la prueba diagnóstica mediante esta tecnología.

Además, las mejores prestaciones que ofrece el aparato permitirán realizar en el Obispo Polanco determinados estudios que ahora no se pueden hacer por las características obsoletas de la máquina de resonancia que está en activo. Esta situación obliga a derivar cada año alrededor de 700 pacientes a un centro médico privado de la capital turolense que sí posee equipos de radiodiagnóstico de última generación.

Más precisión

En concreto, la nueva resonancia magnética hará posible llevar a cabo pruebas especiales de abdomen, músculo esquelético, corazón y mama, entre otros órganos, gracias a su mayor precisión y efectividad, explicaron fuentes médicas conocedoras de las prestaciones que ofrecerá la máquina.

El equipo, con un coste de 1,7 millones de euros, tiene otra ventaja, como es la mayor anchura del túnel, que llega hasta los 70 centímetros, lo que disminuye la sensación de claustrofobia que sufren algunos pacientes, destacan fuentes del Departamento de Salud del Gobierno aragonés.

En los próximos meses comenzará el desmontaje del actual equipo de resonancia magnética y luego se acondicionará el espacio para instalar el nuevo aparato. La sustitución de una máquina por otra obligará a cambiar la disposición de algunos tabiques del Servicio de Radiodiagnóstico del hospital Obispo Polanco.

Las mismas fuentes médicas mostraron su confianza en que a mediados del próximo mes de enero pueda estar en funcionamiento el equipo de resonancia magnética. El hospital de la capital turolense atiende a la población que vive en la mitad sur de la provincia y a vecinos de municipios próximos pertenecientes a comunidades autónomas limítrofes, como es el caso de Castilla la Mancha o Valencia.

Etiquetas
Comentarios