Despliega el menú
Teruel

Empieza la reforma de la Casa de la Marquesa como hotel de lujo con 15 millones de inversión

El establecimiento abrirá en la primavera de 2020 con cuatro estrellas y creará 30 empleos.

Recreación infográfica del aspecto que tendrá el edificio tras su rehabilitación como hotel.
Reforma de la Casa de la Marquesa
H. B. M.

El grupo empresarial Yagüe ha iniciado los trabajos previos a la rehabilitación de la Casa de la Marquesa de Teruelpara convertirla en un hotel de cuatro estrellas con una inversión de 15 millones de euros. Las obras, que recuperarán un edificio monumental del Centro Histórico de Teruel, tienen un plazo de ejecución de 20 meses.

El hotel contará con 56 habitaciones y precisará de una plantilla de 30 trabajadores, entre personal fijo y discontinuo. La empresa promotora prevé abrir el establecimiento en la primavera de 2020. Las operaciones efectuadas hasta ahora se limitan al vallado perimetral y labores de limpieza. El inicio de las obras está previsto para el próximo 6 de agosto.

La adaptación para uso hotelero deberá respetar la fachada principal del edificio, un inmueble de valor patrimonial en estado ruinoso. La recuperación del caserón, del siglo XVIII, completará la restauración de los monumentos de la plaza de Fray Anselmo Polanco, que, además de la Casa de la Marquesa, incluye la Catedral y el Museo Provincial, ambos recién reparados.

El director de operaciones del Grupo Yagüe, Celestino Rodríguez, ha explicado que la empresa promueve a través de la sociedad filial Hotel Boutique La Marquesa S. L. la rehabilitación del palacio convencida del potencial turístico de la ciudad, «que ha funcionado muy bien durante los últimos años». El directivo ha añadido que la compañía ha ganado en «experiencia» en el sector al explotar también en la capital el hotel Suite Camarena y varios apartamentos para turismo.

Las primeras gestiones para restaurar la Casa de la Marquesa como hotel se remontan a hace dos décadas. El estallido de la crisis en 2008 bloqueó la ejecución del proyecto, que ha tenido que superar también las prescripciones de la Comisión Provincial del Patrimonio Cultural dado el valor arquitectónico del caserón.

Celestino Rodríguez ha destacado la «buena situación» del edificio en el contexto urbano, al estar ubicado en una plaza monumental y a pocos pasos de la emblemática fuente del Torico. Rodríguez ha señalado que el «excelente posicionamiento» del establecimiento, unido a la calidad de su servicio pueden convertirlo «en el mejor hotel de la ciudad».

El directivo ha reconocido que la obligación de conservar la fachada abierta a la plaza de Fray Anselmo Polanco «complicará» la ejecución de las obras de rehabilitación pero, por otro lado, añadirá atractivo al negocio resultante. Con los principales monumentos restaurados y la prevista mejora de la plaza, se configurará «un entorno muy apetecible» para el turismo. El hotel se suma a la apertura de otros equipamientos hosteleros al calor del despegue turístico de la ciudad en las últimas décadas hasta sumar 1.800 plazas de alojamiento.

Barroco del siglo XVIII

El palacio de los Marqueses de la Cañada, popularmente conocido como la Casa de la Marquesa, se construyó a finales del siglo XVIII en estilo barroco. Su elemento arquitectónico más singular son los remates de los torreones situados a ambos extremos de la fachada. Se trata de estructuras cónicas recubiertas de tejas vidriadas de colores blanco, azul y amarillo. La puerta principal, adintelada, luce un gran escudo nobiliario.

Etiquetas
Comentarios