Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Los hoteles se llenan, pero el consumo se estanca

La patronal turística confía en que todos los alojamientos se ocupen en la ciudad y en un radio de 50 kilómetros.

Turistas en la plaza del Torico de Teruel
Turistas en la plaza del Torico de Teruel
Antonio García/bykofoto.

Los hoteles de Teruel y del área comprendida en un radio de 50 kilómetros en torno a la ciudad se llenarán durante las próximas fiestas de la Vaquilla, aunque los hosteleros temen que el consumo por visitante se estanque o incluso retroceda respecto a 2017. Las buenas expectativas de ocupación se centran en los días grandes –del 6 al 8 de julio–, con una previsión más modesta para el resto de las jornadas. Las 1.800 plazas de alojamiento de la ciudad se llenarán, como ocurre cada año al llegar las fiestas más multitudinarias, aunque el primer fin de semana con programación festiva –los días 30 de junio y 1 de julio, dentro de las conocidas como ‘ferias’– se quedará en una ocupación que rondará el 75%, similar o por debajo a la del año pasado.

El presidente de la patronal hostelera Teruel Empresarios Turísticos, Juan Ciércoles, se mostró este viernes "confiado" en que, con las reservas de última hora a través de portales de internet, el 95% de ocupación confirmada a estas alturas para la Vaquilla alcanzará el 100%. El lleno abarcará la oferta de la ciudad y su área de influencia, lo que incluye buena parte de las comarcas de Gúdar-Javalambre, Sierra de Albarracín, Jiloca y Comunidad de Teruel.

La principal duda respecto a la afluencia de visitante y con ella la demanda hotelera y de restauración radica en la coincidencia de varios días de la Vaquilla con los Sanfermines de Pamplona, una circunstancia que siempre "frena" la llegada de visitantes a Teruel al tratarse de festejos con muchos puntos en común y que atraen a un público similar.

El dirigente patronal también mostró su inquietud respecto al gasto potencial de los clientes que llegarán a la capital turolense durante las próximas fiestas. Señaló que las estadísticas estatales que maneja la patronal hostelera apuntan a un retroceso del gasto por habitante durante el primer cuatrimestre de 2018. Juan Ciércoles aclaró que la meteorología adversa puede ser una causa de la contracción del consumo.

Ciércoles indicó que la creciente oferta de camas hoteleras de la ciudad responde a los reclamos turísticos estables que han surgido en los últimos años, como Dinópolis y el Mausoleo de Los Amantes, al tirón del mudéjar y también al potencial de fiestas como la Vaquilla, las Bodas de Isabel o la Semana Santa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión