Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Gastronomía

#YoComproEnAragón

Espuña ya ha comprado terrenos en Mezquita para levantar el secadero de jamones

La empresa tiene vía libre para comenzar este proyecto que comprende la creación de 42 puestos de trabajo.

La planta de Espuña en Utrillas se dedica al loncheado de jamón para su envasado en bandejas.
La planta de Espuña en Utrillas se dedica al loncheado de jamón para su envasado en bandejas.
J. Escudero

La empresa Espuña ya ha formalizado la compra de casi cuatro hectáreas de terreno en Mezquita de Jarque para construir un secadero de jamones con capacidad para curar 400.000 piezas al año. Este es el último paso para que la cárnica catalana materialice un proyecto del que se tienen referencias desde hace más de una década.

Los directivos de la empresa mantuvieron este lunes un encuentro en Mezquita con el consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, y los alcaldes y concejales de los municipios de la zona, con quienes hablaron sobre el futuro de esta actuación que ha generado una gran expectación en toda la comarca. El alcalde de Mezquita, Herminio Sancho, admitió que el Ayuntamiento ha ofrecido "toda clase de facilidades" a Espuña para que se instale en la localidad una gran planta de salazón y despiece de jamones. Agregó que los terrenos, de propiedad municipal, han sido adquiridos por 300.000 euros, "el precio mínimo del mercado", según aseguro el regidor.

Para la puesta en marcha de este ambicioso proyecto, se ha previsto una inversión de 12,5 millones de euros, que permitirán la creación de 42 puestos de trabajo de los que se beneficiará un área de influencia de 16 municipios de las comarcas de las Cuencas Mineras y la Comunidad de Teruel. Sancho insistió en que el proyecto supone "un gran empuje para la zona centro de Teruel", muy ligada tradicionalmente a la minería y por ello en declive tras la reconversión del sector. A su juicio, permitirá "el asentamiento de la población" en un momento en el que la regresión demográfica se presenta como uno de los principales enemigos de las localidades del entorno.

Sin fecha

Los empresarios no quisieron avanzar plazos para la construcción de la planta, que podrían comenzar sin dilación al disponer de todos los trámites y servicios necesarios. Herminio Sancho aclaró que los sistemas de electrificación y canalización de aguas ya están preparados, así como la urbanización de la parcela y la estación depuradora de aguas residuales, lo que permitirá que Espuña pueda empezar las obras en el momento en el que lo considere oportuno.

Quedará pendiente la habilitación de otra planta depuradora en el polígono industrial para la gestión de los residuos específicos, pero se instalará simultáneamente al secadero.

Este nuevo negocio nace vinculado a la planta de loncheado que desde hace quince años permanece en funcionamiento en Utrillas, una industria que cuenta con una plantilla de 83 trabajadores y en la que Espuña ha llevado a cabo diversas ampliaciones. Los empresarios anunciaron a principios de este año un nuevo plan de expansión que se producirá entre 2018 y 2019 con la puesta en marcha de dos nuevas líneas de loncheado en las que se prevé invertir 5,1 millones de euros y crear 30 empleos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión