Teruel

El chaleco no protegió a Caballero porque no era de su talla

Según la autopsia, dos de los impactos que Feher disparó contra el agente traspasaron el faldón, que quedaba en su tórax.

Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, los dos guardias civiles asesinados
Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, los dos guardias civiles asesinados
Heraldo

El chaleco de uno de los agentes fallecidos en el triple crimen de Andorra no le protegió de dos disparos en una zona vital que debería estar cubierta por el "paquete balístico" (la parte del chaleco protegida con una placa metálica para evitar las balas). Así lo atestiguan tanto la autopsia como un informe de Criminalística incluidos en el sumario del caso.

Víctor Jesús Caballero llevaba un chaleco propiedad de la Guardia Civil que era, como mínimo, dos tallas menor a la que le correspondía por su envergadura física. La zona por la que le entraron dos de los disparos, el tórax, estaba cubierta por el faldón de tela que se emplea para acomodar el chaleco al pantalón debido a que le quedaba muy pequeño. Sin embargo, el de su compañero Víctor Romero, que era de su propiedad y homologado, sí que cumplió su función porque el disparo que impactó en la zona costal no penetró, ya que quedó alojado en el chaleco.

Caballero portaba una talla M cuando necesitaría por su envergadura una XL o XXL. Medía 1,87 metros y pesaba 100 kilos. Presentaba siete impactos que penetraron en su cuerpo. Dos de ellos los que no protegió el chaleco en el tórax y otros cinco en la zona de la pelvis. Los disparos, de dos armas, no afectaron a órganos vitales ni grandes vasos sanguíneos aunque sí provocaron graves hemorragias internas libres en el tórax, el abdomen y las asas intestinales.

No se puede discernir por los informes si los dos impactos en el tórax fueron los letales, ya que murió de una hemorragia, pero sí suponen una "negligencia" en opinión en la organización a la que Caballero estaba asociado, la AUGC, al entender que la Guardia Civil no proporcionó a su agente un chaleco de su talla. Los cuarteles no cuentan con suficientes chalecos ni de todas las tallas. "Era tan pequeño que no cumplía su función, que es proteger los órganos vitales", afirma el portavoz de AUGC en Aragón, Cristóbal Soria.

Etiquetas
Comentarios