Teruel
Suscríbete por 1€

El servicio de Radiología del hospital Obispo Polanco, a medio gas por falta de especialistas

Este verano, las resonancias se derivan a un centro concertado y solo habrá mamografías para pacientes que tengan síntomas

Hospital Obispo Polanco.
El servicio de Radiología del hospital Obispo Polanco, a medio gas por falta de especialistas
M. A. M.

A medio gas. Así funcionará este verano el servicio de Radiología del hospital Obispo Polanco de Teruel, que, con un escuálido equipo de especialistas desde hace por lo menos 10 años, se queda con solo 4 facultativos para cubrir las guardias a partir de mediados del próximo mes de junio. La plantilla está dotada con 10 plazas, pero una está vacante y tres medias jornadas permanecen sin cubrir. A ello se suma la llegada del periodo vacacional, lo que reduce todavía más la disponibilidad de profesionales.

La Dirección del centro hospitalario ha hecho llegar a los responsables de los distintos servicios médicos una carta en la que les informa de las medidas adoptadas de común acuerdo con el área de Radiología para "priorizar" en las diferentes pruebas de diagnóstico y atender "las principales necesidades". Según el documento, a partir del 1 de junio, dejarán de informarse todos los estudios de radiología convencional, tanto los solicitados desde Atención Primaria como desde el hospital, es decir, los radiólogos realizarán las radiografías necesarias, pero no leerán o interpretarán la placa resultante, a no ser que el médico que ha solicitado esa prueba tenga dudas sobre el diagnóstico.

La situación más acuciante se dará en julio, agosto y septiembre, cuando la "casi totalidad" de los estudios de resonancia magnética tendrán que ser derivados a un centro con concertación externa –la policlínica turolense Galileo– ante la imposibilidad de los radiólogos en plantilla de asumir el trabajo. "Se intentará enviar el menor número posible de pacientes ingresados", aclara la nota. Al mes, en el Obispo Polanco se realizan cerca de 300 resonancias magnéticas, si bien la cifra se reduce a la mitad en verano debido a la menor disponibilidad de especialistas en consonancia con una menor demanda.

Además, se realizarán tan solo mamografías para pacientes que presenten síntomas patológicos, mientras que no se podrán abrir agendas para hacer estudios de control, también conocidos como de revisión, "al menos de forma rutinaria", matiza la carta. Por otro lado, solo estará abierto un ecógrafo –hay tres–, manteniéndose la citación a pacientes ingresados, lo que supondrá un incremento de las listas de espera para los casos programados.

Lo único que permanece invariable es el servicio de escáner o TAC tanto para pacientes ingresados como programados. No obstante, la Dirección subraya que si en algún momento se dispone de más radiólogos se incrementará la actividad.

Reclaman incentivos

El recorte de los servicios del área de Radiología ha soliviantado a los sindicatos sanitarios, para quienes el problema no hace sino revelar las carencias de personal que hay en el Obispo Polanco desde hace una década y para las cuales no se habría puesto remedio.

Desde el sindicato médico mayoritario en Teruel, CESM, denuncian que la situación es "insostenible" tanto para los profesionales, que deben asumir un sobreesfuerzo físico y mental, como para los pacientes, "que ven cómo se retrasan sus pruebas sin poder hacer nada". Esta formación reclama la "aplicación real de incentivos" tanto para atraer médicos a Teruel como para fidelizar a los que ya trabajan en el Obispo Polanco. "Si no se premia la incorporación y el arraigo, difícilmente se mantendrán las plantillas", subrayan. Añaden que es urgente redimensionar los equipos de profesionales para evitar el exceso de guardias de presencia física.

En la carta se indica que tras la reciente adjudicación de contratos a los MIR que terminan su periodo formativo este mes de mayo, no está previsto que ningún facultativo se incorpore a la plantilla de radiólogos de Teruel. No obstante, desde el Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés comunicaron este lunes que "se está buscando una solución", en el sentido de encontrar profesionales que "voluntariamente quieran ir a Teruel". Los problemas en Radiodiagnóstico se suman a los de Anestesiología, donde este verano 5 especialistas del Servet y el Clínico harán guardias para paliar el déficit de personal.

"Es intolerable; juegan con la salud de los turolenses"

La secretaria del sindicato CC. OO. en la provincia de Teruel, Pilar Buj, responsabiliza de la pérdida de actividad en Radiología del Obispo Polanco al Gobierno aragonés, "que ha estado poniendo parches al problema durante años y ahora el roto es tan grande que ya no hay solución". Indignada, estima que la situación es "intolerable" y que "se está jugando con la salud de los turolenses". "No poder hacerte una mamografía de revisión o que se demore tu ecografía es grave y tendrá consecuencias", afirma. A su juicio, la DGA ha dejado a Teruel "en la más absoluta desidia", como demostrarían los constantes retrasos de los hospitales de Teruel y Alcañiz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión