Teruel
Suscríbete por 1€

La falta de anestesistas obliga a reducir casi a la mitad la actividad en los quirófanos del Polanco

De una plantilla de 13 plazas que tiene el servicio, solo hay cubiertas 10, dos médicos están de baja y otro trabaja solo a media jornada.

Un paciente llega al Servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel.
Un paciente llega al Servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel.
Jorge Escudero

El Servicio de Anestesiología del hospital Obispo Polanco de Teruel atraviesa una situación de falta de profesionales muy grave. De las trece plazas con que cuenta la plantilla, solo hay cubiertas 10 y, por si fuera poco, dos especialistas están de baja y otro trabaja solo a media jornada. Así, solo hay en activo 7,5 anestesistas, prácticamente la mitad de los que debiera haber.

El problema ha obligado a reducir drásticamente la actividad quirúrgica para aquellas operaciones que precisan de anestesia general. Según advierten fuentes médicas, de los cuatro quirófanos que habitualmente se usan por la mañana para estos casos, desde hace 15 días solo se utilizan 2 y, a veces, uno. Este miércoles estaba previsto que, igualmente, el quirófano de tardes se suspendiera desde este jueves y hasta el 15 de mayo por falta de anestesistas.

Las mismas fuentes médicas indicaron que, no obstante, los quirófanos siguen activos para aquellas intervenciones en las que el paciente solo necesita anestesia local –la aplica el propio cirujano–, si bien alertaron de que, con la llegada de las vacaciones de verano, la situación será "todavía peor". De hecho, la plantilla de anestesistas ya ha comunicado a la dirección del hospital que, entre junio y septiembre, solo podrá funcionar, "como mucho" un quirófano y que debería estudiarse la posibilidad de derivar a Zaragoza aquellos casos que no revisten urgencia, que son todos menos los tumores y las roturas óseas.

Desde el Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés admitieron este miércoles que "hay una falta de especialistas" y mostraron su confianza en que las plazas vacantes en el Servicio de Anestesiología del Obispo Polanco puedan cubrirse cuando termine de resolverse la actual Oferta Pública de Empleo (OPE), es decir, en cuestión de unos meses. Mientras tanto, "a ver si hay médicos residentes que quieren ir a Teruel", señalaron.

La DGA destacó que el quirófano de las tardes "se mantiene" para operaciones con anestesia local mientras que la programación de los quirófanos de las mañanas "dependerá del trabajo que puedan asumir los profesionales que haya".

Debido a la escasez de especialistas, cada anestesista en activo tiene que realizar al mes entre 9 y 10 guardias, una cantidad que los profesionales califican de "barbaridad". "No podemos más; no damos abasto", aseguraron las mismas fuentes médicas, las cuales explicaron que el Servicio de Riesgos Laborales está elaborando un informe acerca de su situación que será elevado a las autoridades sanitarias.

Es de esperar que la falta de anestesistas haga crecer las listas de espera quirúrgicas. Para los especialistas, que ven "difícil" que algún médico elija la plaza de Teruel, la única solución es incentivar profesional y económicamente a los facultativos que trabajan en hospitales periféricos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión