Despliega el menú
Teruel

Casa de Ganaderos encara el futuro con innovación, inversión y presencia en mercados asiáticos de alto valor

La cooperativa aragonesa, que celebra sus ocho siglos de historia, mantuvo los 9,5 millones de facturación en 2017 a pesar de la caída de producción por la sequía.

Ejemplares de ovino de un rebaño integrado en la cooperativa aragonesa Casa de Ganaderos, la empresa más antigua de España.
Ejemplares de ovino de un rebaño integrado en la cooperativa aragonesa Casa de Ganaderos, la empresa más antigua de España.
C. D. G.

Queda menos de un mes para que la cooperativa de ovino Casa de Ganaderos cumpla 800 años de existencia, un origen que se remonta al medievo, y concretamente al 18 de mayo de 1218, fecha en la que Jaime I el Conquistador firmó un privilegio nombrando a Domingo de Montealtet Justicia de los Ganaderos de Zaragoza y otorgándole la jurisdicción civil y criminal en todos los asuntos relacionados con la ganadería. Pero esta empresa, la más antigua de España, que conmemora durante este año su dilatada trayectoria, mira también hacia un futuro en el que, según sus responsables, tiene que caminar con innovación, con inversión y con su apertura hacia mercados exteriores de alto valor añadido.

Posicionada especialmente en el mercado nacional, Casa de Ganaderos, que comercializa corderos con el sello de calidad IGP Ternasco de Aragón y también de producción ecológica, podría haber optado por la conquista de esos mercados que se mueven por volumen. Sin embargo, prefiere apostar por un objetivo más difícil, más lento, pero de mayor valor añadido. "Es un mercado de calidad, al que cuesta mucho más llegar porque compites con cordero de todo el mundo, con industrias muy desarrolladas y con precios muy razonables", explica Carmelo Heras, director general de la cooperativa. Y en esta aventura exportadora ya han llegado a los ricos mercados del Golfo Pérsico y más recientemente hasta Hong Kong, "una zona geográfica con mucho impulso económico y social y muy abierto a innovaciones gastronómicas". Porque como señala el directivo, no hay que olvidar que fuera de España "nuestro cordero se vende más como ‘delicatessen’, como curiosidad, porque el referente mundial es el cordero de Australia y es muy diferente al aragonés y al español".

La apertura de mercados obliga a innovar, reconoce Heras. Por eso, Casa de Ganaderos encara el futuro con nuevas presentaciones y cortes, y reforzando su apuesta por el cordero ecológico y por aquel que solo ha sido alimentado con leche materna, "ya que alguna de nuestras razas como la roya produce un lechal muy bueno", señala.

Un peso en el móvil

Una innovación que no se olvida de los ganaderos. "Estamos trabajando ahora en dos proyectos muy ilusionantes", detalla Heras, que tienen como objetivo conseguir la mayor calidad posible de la carne y de la vida del productor.

Una de estas iniciativas, ya en marcha y que se desarrolla en colaboración con la Universidad de Zaragoza y a través de un grupo operativo apoyado por el Gobierno de Aragón, se centra en el desarrollo de una aplicación para que el ganadero solo tenga que tomar una fotografía del cordero con el móvil y pueda saber con relativa exactitud el peso del animal. "Ahorra mucho tiempo de manejo y de pesaje y permitirá al ganadero sacar los corderos en el punto óptimo de peso de una manera más fácil", explica Heras. Pero además, añade, con esta aplicación, que se espera que esté operativa en 2020, se podrá monitorizar su crecimiento a lo largo de su vida, lo que permitirá así mejorar el manejo, la alimentación o el tipo de pienso de una manera mucho más cómoda.

"No se nos olvida la pata de la industria", puntualiza Heras, que explica que el futuro de Casa de Ganaderos también pone el foco en su sala de despiece, situada en Mercazaragoza, en la que invertirán unos 80.000 euros para ganar en calidad y en higiene y alargar la vida útil del producto siempre de forma natural. Para eso remodelarán las instalaciones en la que se producen la marca 1218, para que en el movimiento de la carne haya la menor contaminación humana posible y para que la cadena de frío sea prácticamente perfecta.

Mejor precio

Casa de Ganaderos camina hacia esa futuro desde una positiva situación económica. La cooperativa cerró 2017 con una facturación de 9,5 millones de euros, algo menor que el año anterior. Las ventas fueron inferiores porque, especialmente por la sequía, se produjo un descenso de la producción que, sin embargo, se pudo amortiguar por unos mejores precios.

De sus líneas de negocio mostraron su mejor salud el Ternasco de Aragón, cuyas ventas crecieron un 8%, y el cordero ecológico, cuya comercialización se ha incrementado más de un 12% "y que aunque sigue siendo un mercado modesto y minoritario, las cadenas de distribución están mostrando mucho interés porque es el único que está creciendo", añade Heras.

Etiquetas
Comentarios