Despliega el menú
Teruel

Proyecto pionero para crear 'baños forestales' en los pinares de Orihuela y el Rodeno

Investigadores del CITA estudian la potencialidad de los montes turolenses para poner en marcha un nuevo producto basado en el turismo del bienestar y la salud.

Los pinares del Rodeno. El paisaje protegido de los pinares de Rodeno –en la foto–, incluido en la red de parques naturales de Aragón, es uno de los espacios seleccionados para llevar a cabo el trabajo de investigación del CITA. Este bosque cuenta con la Q de calidad que otorga el Instituto para la Calidad Turística de España.
Los pinares del Rodeno. El paisaje protegido de los pinares de Rodeno –en la foto–, incluido en la red de parques naturales de Aragón, es uno de los espacios seleccionados para llevar a cabo el trabajo de investigación del CITA. Este bosque cuenta con la
G. M.

Un equipo de científicos del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) estudia la potencialidad de los montes de la provincia de Teruel para la creación de ‘balnearios forestales’, un proyecto sobre salud y bienestar, innovador en España, que, originario de Japón, consiste en actividades terapéuticas basadas en paseos por la naturaleza mediante la activación de los cinco sentidos.

La actuación, cofinanciada por la Unión Europea y el Gobierno de Aragón, se encuentra en una fase preliminar tras centrarse la investigación en los montes del Tremedal y los bosques del Rodeno –ambos enclavados en la sierra de Albarracín–, con objeto de poner en marcha en estos pinares un nuevo producto turístico beneficioso para la salud denominado ‘therapyforests’.

El coordinador del proyecto, el ingeniero de montes Domingo Sancho Knapick, señaló que estas dos zonas reúnen, en principio, los requisitos adecuados para llevar a cabo actividades, donde el caminante puede relacionarse directamente con el bosque. Entre otros criterios, se ha tenido en cuenta la existencia de pequeñas sendas que, según explicó el investigador, "la gente ya utiliza normalmente". Sancho aclaró que el primer elemento necesario para la aplicación de este tipo de técnicas curativas es la presencia de arbolado en espacios que sean accesibles y gratuitos. "Seleccionamos estas dos zonas –explicaba el ingeniero– porque en ellas ya existen infraestructuras turísticas, con cámpines y un centro de interpretación, que las hacen atractivas". "Se trata –continuó– de dar un valor añadido a estos lugares a los que ya va la gente a hacer senderismo".

El trabajo, que se prolongará durante un año, comprende un estudio de la atmósfera que envuelve los montes seleccionados, estudiando las moléculas que desprenden los árboles como consecuencia del metabolismo de la vegetación. "Queremos identificar el tipo de compuestos volátiles y en qué cantidades se pueden encontrar a lo largo del año", precisaba Domingo Sancho.

El informe se complementará con la realización de diversas encuestas en la zona sobre las opiniones de la sociedad aragonesa hacia los balnearios forestales y el grado de aceptabilidad del proyecto con la finalidad de estudiar su potencialidad turística. La intención del equipo compuesto por tres investigadores es iniciar los sondeos en el mes de junio.

Domingo Sancho destacó que el baño forestal es un concepto "muy innovador en la cultura occidental", por lo que el proyecto permitirá desarrollar estudios científicos de los montes españoles, prácticamente inexistentes para la aplicación de estas técnicas saludables, y sin embargo, muy implantadas ya en la cultura japonesa.

Los investigadores confían en la potencialidad de este proyecto como nuevo producto turístico, una actividad que, a su juicio, puede favorecer un mayor desarrollo socioeconómico en áreas deprimidas pero con grandes valores naturales. "Además –sostiene el investigador– los baños forestales también implican que la sociedad tenga un motivo más para conservar los bosques".

Respetuosos con el medio

Insistió en que los ‘balnearios forestales’ engloban la práctica de ejercicios muy respetuosos con el medio ambiente, por lo que pueden incidir en una mayor concienciación "a fin de no ensuciar los montes o cuidarlos para evitar incendios".

Domingo Sancho considera que la actuación puede ser fácilmente exportable a otras zonas de la provincia de Teruel y de Aragón. De hecho, el estudio incluía inicialmente también un área de los montes de Valdelinares, que se desestimó por falta de presupuesto.

Desde el Gobierno de Aragón señalaron que el proyecto de investigación da paso a establecer nuevas líneas de trabajo y colaboraciones con otros expertos de Aragón. Igualmente, informaron de que se abre la posibilidad de participar en proyectos europeos y colaboraciones con investigadores de Japón.

Etiquetas
Comentarios