Despliega el menú
Teruel

El auge del turismo dispara la cifra de viviendas y apartamentos de uso vacacional en Teruel

Dinópolis, el mudéjar, Albarracín y las pistas de esquí, principales atractivos de la ciudad y su entorno.

Francisco Jarque, pionero en abrir Viviendas de Uso Turístico en Teruel, junto a una de ellas.
Francisco Jarque, pionero en abrir Viviendas de Uso Turístico en Teruel, junto a una de ellas.
A. García/Bykofoto

La buena marcha del turismo está haciendo crecer notablemente en la capital turolense y su comarca el número de viviendas y apartamentos para uso vacacional, dos modalidades de hospedaje para visitantes cuyo funcionamiento hace apenas unos años era prácticamente testimonial en la mayor parte de la provincia.

La comarca Comunidad de Teruel va en cabeza de los territorios turolenses en número de Viviendas de Uso Turístico (VUT), una solución relativamente nueva que consiste en alquilar una casa –generalmente segundas residencias– para un fin de semana o más tiempo, aunque siempre estancias cortas, a personas que están visitando el lugar y quieren pernoctar.

Según datos aportados por el Gobierno aragonés, en la Comunidad de Teruel hay 45 VUT. Aesta comarca le sigue la Sierra de Albarracín con 32, el Bajo Aragón con 31 y Gúdar-Javalambre con 22. En total, en la provincia de Teruel hay 159 de estas viviendas, nueve de las cuales se han dado de alta en lo que llevamos de 2018. Desde que en 2015 se regularizó en Aragón el funcionamiento de las VUT, la cifra en la comarca de Teruel ha ido creciendo. Ese año se registraron 11; en 2016 se sumaron 13;y en 2017 hubo 21 más.

También el número de apartamentos turísticos –el propietario tiene que darlos de alta como actividad económica– va al alza. El año pasado se abrieron en la capital turolense una veintena de ellos y actualmente hay tres proyectos en marcha, el más sonado, el que desarrolla el Grupo Gargallo con una inversión de entre 2 y 3 millones de euros y que convertirá un clásico edificio de la avenida de Sagunto en 40 apartamentos y estudios para uso turístico.

Distintos propietarios de Viviendas de Uso Turístico consideran que Dinópolis, el parque dedicado a los dinosaurios, es el principal atractivo turístico de la capital turolense, pero seguido de cerca por Albarracín –a 30 kilómetros–, las torres mudéjares y, en invierno, las estaciones de esquí de Valdelinares –a 55 kilómetros– y Javalambre –48 kilómetros–. Además, la fiesta de las Bodas de Isabel de Segura han convertido febrero en temporada alta.

Uno de ellos, Francisco Jarque, con dos VUT en la zona de Los Arcos de Teruel, –’La buhardilla’ y ‘El vinilo’–explica que "en cuanto Dinópolis abre sus puertas en primavera, sube la demanda". No obstante, destacó que muchos extranjeros –ha tenido como clientes, entre otros, a australianos, californianos y singapurenses– "preguntan por el mudéjar". Jarque afirma que es más rentable destinar una casa al turismo que alquilarla como vivienda habitual por tiempo indefinido, ya que la crisis redujo los precios de esta última modalidad "enormemente". El precio medio de los alquileres en Teruel capital en 2017 fue de 387,58 euros, algo más bajo que en Zaragoza capital, que se sitúa en 453,39 y que en Huesca, en 399,65 euros. En las comarcas de Teruel el alquiler es de 273,99 euros.

Etiquetas
Comentarios