Despliega el menú
Teruel

Un amante que cojea

El actor que encarnaba a Diego sufrió una lesión de pierna durante un ensayo.

Diego junto a Isabel, en la escena del balcón.
Un amante que cojea
bykofoto

Diego de Marcilla, el Amante de Teruel, a punto estuvo de regresar cojo a la ciudad durante la fiesta de Las Bodas de Isabel, celebrada el pasado fin de semana. El actor encargado de dar vida Diego, Pablo Porto, sufrió una lesión en una pierna durante los ensayos y tuvo que recibir atención médica. La organización contempló entonces la posibilidad de dar un giro al guion para incorporar a un protagonista achacoso como consecuencia de los cinco años de guerra transcurridos, según la leyenda, antes de volver en busca del amor de su vida. Sin embargo, la descarga de adrenalina por la inminencia de la actuación evaporó el dolor y la lesión. "No notaba nada, ni el dolor de rodilla ni de tobillo", dijo Porto tras entrar a lomos de un caballo como un apuesto galán.

Etiquetas
Comentarios