Despliega el menú
Teruel

La Guardia Civil sospecha que una red de narcotraficantes pudo ayudar a Igor el Ruso

Pretende averiguar si junto a Feher pudo haber "otros cómplices y otros implicados", en diferentes grados de participación, en el triple crimen de Andorra.

Norbert Feher, presunto asesino de dos guardias civiles y un agricultor en Albalate del Arzobispo.
Norbert Feher.
Efe

La Guardia Civil sospecha que una organización criminal serbio-marroquí dedicada al narcotráfico y a la trata de seres humanos pudo facilitar la llegada y el asentamiento de Norbert Feher, Igor el Ruso, en España antes de asesinar a dos agentes y a un agricultor en Andorra (Teruel) el pasado diciembre.

Así se lo transmiten los investigadores de la Guardia Civil a la jueza de Alcañiz instructora del caso de dichos asesinatos en un oficio de solicitud de datos, fechado el 13 de febrero pasado, al que ha accedido Efe.

La jueza, en un auto del pasado día 16, rechaza la petición por cuanto considera que abarcan asuntos "totalmente ajenos al objeto" del procedimiento que instruye.

Para argumentar la petición de datos, la investigación de la Guardia Civil recurre a la información proporcionada por las autoridades italianas en una comisión rogatoria fechada el 20 de diciembre, seis días después de los tres asesinatos que Igor el Ruso cometió en la zona de Andorra (Teruel). Según él mismo ha confesado, mató a dos agentes del instituto armado y a un agricultor.

Recuerda la Guardia Civil que en esa comisión rogatoria Italia solicita a la jueza instructora del caso de los asesinatos "todos aquellos indicios y pruebas que les puedan ser de ayuda al objeto de localizar y detener a aquellas personas que favorecieron en su día la huida y ocultación de Norbert Feher" en España.

Y añade la Guardia Civil que "con la finalidad de determinar si alguna persona ha podido proporcionar ayuda, facilitar la huida u ocultación" de Feher en "los hechos cometidos en Teruel", interesaría a su investigación que Italia aportara "más datos relativos" a los hechos.

En suma, la Guardia Civil pretende averiguar si junto a Feher pudo haber "otros cómplices y otros implicados", en diferentes grados de participación, en el triple crimen de Andorra.

Acto seguido, la investigación de la Guardia Civil detalla qué documentación y qué información necesitaría.

La magistrada instructora, tras analizar el oficio policial, establece que éste se encuentra "huérfano de determinación de cualquier indicio objetivo en cuanto a la posible existencia de personas que hubieran podido tener participación directa o indirecta en los concretos hechos" que se investigan, es decir, los tres asesinatos del 14 de diciembre de 2017.

Son aspectos, añade, ajenos al procedimiento y relativos a "fechas muy anteriores" a la instrucción.

Además, en toda la documentación que obra en el caso, no se alude en ningún momento a la intervención de cualquier otra persona distinta de Feher, puntualiza.

Al contrario, subraya la magistrada: se acumulan "abundantes indicios" de que Igor el Ruso actuó "en solitario" tanto en los asesinatos del día 14 de diciembre como en los anteriores, incluidos los de tentativa de homicidio del 5 de ese mes en Albalate del Arzobispo (Teruel).

Por tanto, para la jueza, en el oficio policial no se justifica "suficientemente" la existencia de "indicios de participación de otras personas" en los asesinatos de Teruel.

Ese oficio, además, hace alusión a información "totalmente ajena" al procedimiento.

Lo que señala la Guardia Civil en dicho escrito es que a raíz de la detención, el 15 de diciembre de 2017, de Igor el Ruso, se tiene conocimiento de una comisión rogatoria enviada por el Tribunal de Bolonia el 20 de diciembre.

En ella, según explica, las autoridades italianas aportan información sobre un homicidio que habría cometido Feher en el país y por el que estaba siendo buscado. Es por ello que Italia solicita a varios países, entre ellos a España, que participen en la investigación.

Igor el Ruso, antes de llegar a suelo español el 21 de septiembre de 2017 (es la fecha que él mismo dice en su declaración ante la jueza instructora), supuestamente estuvo en diversos países europeos, empleando en cada uno identidades diferentes.

Hasta 23 nombres llegó a usar, de acuerdo con su testimonio judicial, una parte del sumario cuyo secreto se levantó la semana pasada.

Una "organización criminal serbia-marroquí"

Los investigadores de la Guardia Civil consideran que a raíz de la información aportada por Italia "se desprende lo siguiente":

Por un lado, que Igor el Ruso se encontraba en España desde tiempo antes de los asesinatos de Teruel porque la investigación italiana manejaba "la certeza" de que precisamente en España está una "organización criminal serbia-marroquí" dedicada al narcotráfico, a la trata de seres humanos y a la falsificación, entre otras actividades.

Y en su organigrama Feher estaría "plenamente integrado", apuntan los investigadores italianos.

Esa "certeza" conduce a las autoridades transalpinas a advertir de "la posible existencia de colaboradores" de Feher en España.

Por tanto, para la Guardia Civil, "existía una real posibilidad de que la propia organización criminal pudiera haber facilitado a éste último la huida de Italia y su entrada y asentamiento en España".

Recuerda el instituto armado a la jueza instructora que "en la zona de Valencia", en julio del año pasado, se tiene conocimiento de la presencia de un antiguo compañero de celda, "cómplice y amigo" de Igor el Ruso, un italiano de nombre Luigi S..

La policía empezó a sospechar entonces de la llegada a España de Feher, o bien de su estancia.

Etiquetas
Comentarios