Despliega el menú
Teruel

Acusan a una familia de dañar la casa que quería comprar

La Audiencia de Teruel dejó este lunes visto para sentencia el juicio contra una familia acusada de causar importantes daños en la casa que estaba comprando en la localidad de Calanda y que aún no había terminado de pagar.

Al parecer, esta familia y los propietarios de la vivienda llegaron a un acuerdo de compra-venta por 134.000 euros. Tras entregar dos señales de 6.000 euros, el pago se paralizó y ambas partes resolvieron el contrato. Los antiguos dueños sostienen que cuando recuperaron la llave de la casa y entraron en ella, la encontraron "como si hubiera pasado el caballo de Atila". Por su parte, los acusados alegan que no hay tales daños sino obras de adaptación de la casa a las necesidades de sus nuevos inquilinos.

La acusación particular, en manos del abogado Joaquín Galindo, pide para uno de los acusados 4 años de cárcel y 1 año de prisión para cada uno de los otros dos investigados. Los letrados de la defensa, Raúl Vicen, Estela Concha y Manuel Zapater, solicitan la absolución de sus defendidos.

Etiquetas
Comentarios