Despliega el menú
Teruel

La prueba para abastecer a la ciudad con pozos, suspendida por una avería

El ensayo para asegurar el agua en caso de que el Arquillo se agote se retomará el próximo lunes tras reparar el desperfecto.

El nivel del pantano del Arquillo es el más bajo de los últimos veinte años.
El nivel del pantano del Arquillo es el más bajo de los últimos veinte años.
Antonio García/Bykofoto

El ensayo para el suministro de agua de boca a Teruel procedente al 100% de pozos está suspendido desde el pasado fin de semana debido a una avería en las bombas instaladas en uno de los dos sondeos existentes en el barrio de San Blas. Esta captación es clave para el abastecimiento alternativo al pantano del Arquillo, la principal fuente de suministro habitual, pero que está a solo un 14% de su capacidad debido a la sequía.

La detección de averías o problemas derivados del funcionamiento continuado del sistema dispuesto para compensar el agotamiento del embalse es, precisamente, el objetivo de la prueba de abastecimiento integral a partir de los pozos de San Blas y Caudé, que arrancó el pasado día 17 con la intención de continuar durante un periodo aproximado de diez días.

Desde la empresa concesionaria del servicio, Aguas de Teruel, señalaron que ayer mismo se preveía la completa reparación de la incidencia. Una vez subsanada, el test de suministro con agua de pozos se retomará, lo que previsiblemente ocurrirá el próximo lunes. El imprevisto se ha registrado en el anclaje de las bombas del pozo situado cerca de la carretera San Blas-El Campillo. Desde la compañía de aguas señalaron que la inestabilidad de la máquina ponía en peligro su funcionamiento a largo plazo.

El director técnico de Aguas de Teruel, Jesús Cachaza, ha adelantado que la prueba de suministro alternativo se prolongará los días necesarios hasta que esté "garantizado" que todo el dispositivo está en condiciones de abastecer a la ciudad de forma continuada.

El concejal delegado de Medio Ambiente, Julio Esteban, ha señalado que las averías detectadas en el test de los pozos entran dentro de lo previsible. Ha añadido que la prueba se hace para asegurarse de que "no habrá problemas técnicos" a la hora de recurrir al plan para abastecer a Teruel sin contar con el Arquillo.

Los primeros cinco días de extracción de agua de los pozos de San Blas a pleno rendimiento permitieron conocer también la respuesta del acuífero con un ritmo de extracción intensivo. Jesús Cachaza explicó que la profundidad del agua se ha mantenido estable al alcanzar el "nivel dinámico", que se fijó con la activación del bombeo.

Cachaza agregó que el caudal de descarga natural del acuífero de los pozos al río Guadalaviar tras superar el pantano de San Blas no se ha resentido por los días de extracción continuada. El drenaje hacia el cauce, supervisado por el Gabinete Geológico de la Diputación Provincial, se mantiene en los 400 litros por segundo iniciales.

Etiquetas
Comentarios