Despliega el menú
Teruel

Un jurado popular declara culpables a los dos procesados por el crimen de Fuentes Claras

Los considera responsables de la muerte del comerciante Luis Esteban, del robo con violencia en casa de la víctima y de pertenecer a una organización criminal

Los familiares del fallecido se abrazaron tras conocer el veredicto del Jurado Popular.
Los familiares del fallecido se abrazaron tras conocer el veredicto del Jurado Popular.
Jorge Escudero

Un jurado popular compuesto por nueve ciudadanos de la provincia de Teruel declaró este jueves culpables de homicidio, robo con violencia e integración en organización criminal a El Fatmi Chafnaje y Rachid Lioumouri, los dos hombres de origen marroquí juzgados esta semana en la Audiencia Provincial por el robo y la muerte, en febrero de 2015, del comerciante de Fuentes Claras Luis Esteban, de 52 años de edad. El jurado, además, no ha considerado la posibilidad de solicitar el indulto para los dos procesados.

Tras el veredicto del jurado, los magistrados de la Audiencia Provincial de Teruel concretarán en los próximos días la pena que deberá ser impuesta a Chafnaje y Lioumouri como responsables de los tres delitos. Se les considera coautores, junto con otros dos hombres –también de origen marroquí y actualmente huidos de la Justicia– del robo de la caja fuerte que Esteban guardaba en la bodega de su casa con alrededor de 200.000 euros y de la muerte a golpes de este, cuyo cadáver fue hallado en la casa por un familiar maniatado y con múltiples traumatismos en la cara y en la cabeza.

"Estamos satisfechos"

El abogado de la acusación particular –ejercida por la hermana del fallecido–, Clemente Peribáñez, expresó ayer su "satisfacción" por la decisión del jurado popular, si bien aclaró no sentirse "contento". "Hay una persona enterrada y otras dos en prisión", dijo el letrado. Peribáñez estimó muy poco probable que la familia de la víctima quiera recurrir el veredicto, pues aunque esta parte solicitaba que los dos acusados fueran condenados por asesinato –conlleva una pena mayor que el homicidio–, el fallo leído ayer públicamente les da la razón.

A lo que sí está dispuesta la acusación particular es a "buscar" a los otros dos presuntos autores de la muerte de Luis Esteban, Fadil El Hasnaoui y Mohamed Cherkaoui. "No desfalleceremos en este cometido y confiamos en que más tarde o más temprano ambos se sienten también en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Teruel", anunció Peribáñez. "Nosotros vamos a seguir con nuestro objetivo", agregó.

La parte de la instrucción correspondiente a los dos sospechosos huidos se archivó provisionalmente al tenerse conocimiento de que habían marchado a Marruecos el mismo día en que Esteban fue encontrado muerto en su casa. No obstante, hay una orden internacional contra ellos de busca y captura. La familia quiere ahora "tirar de cualquier hilo posible", dijo Peribáñez, quien apuntó que las noticias de que ambos podrían tener incluso su perfil en facebook, según el cual se encontrarían en Tánger y Beni Males, en Marruecos, podría ser un punto de partida.

Muy distintas fueron las declaraciones de la abogada de El Fatmi Chafnaje, María Jesús Azuara, quien calificó de "excesivamente duro" el veredicto del jurado popular. "Mi representado ni siquiera entró en la casa de Luis Esteban y se le atribuye un homicidio", subrayó. La letrada añadió que "tampoco" hay pruebas objetivas que le incriminen en el robo y pertenencia a grupo criminal.

En la misma línea, la abogada de Rachid Lioumouri, Ana Herrando, criticó que "en el juicio, nadie ha preguntado a mi defendido si mató a alguien y, sin embargo, lo declaran culpable de homicidio". Esta defensa anunció que recurrirá el veredicto del jurado popular.

El Ministerio Fiscal solicita al tribunal que imponga a cada uno de los procesados 15 años de prisión por homicidio, 5 por robo en casa habitada con violencia y 2 más por pertenencia a un grupo criminal. La acusación particular se suma a esta petición, pero eleva a 8 años de prisión los que, a su jucio, deberían imponerse a los acusados por pertenecer a un grupo criminal. Las defensas, por su parte, solicitan que sus patrocinados sean condenados a las penas mínimas contempladas para este tipo de delitos, es decir, 10 años de cárcel por homicidio, dos por robo y un año por estar en un grupo criminal.

"Creemos que se ha hecho Justicia"

Nada más leer el jurado popular su veredicto, la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Teruel, repleta de familiares, amigos y vecinos de la víctima, estalló ayer en sollozos de emoción y tímidos aplausos. En los pasillos, se repetía una frase: "Creemos que por fin se ha hecho Justicia".

La gran carga emocional que soportaron los familiares de Luis Esteban a lo largo de los tres días que ha durado el juicio desembocó ayer en abrazos y palabras de consuelo hacia ellos por parte de algunas de las personas que han seguido la vista oral.

El juicio estuvo rodeado de una atmósfera de tensión. En dos ocasiones, al final de la primera sesión y al comienzo de la segunda, los más allegados a la víctima profirieron insultos contra los dos procesados cuando abandonaban la sala o llegaban a ella.

Etiquetas
Comentarios