Despliega el menú
Teruel

Nieto del Pastor de Andorra

José Luis Iranzo, agricultor y ganadero andorrano, era miembro de la comisión ejecutiva del sindicato UAGA y uno de sus dirigentes con mayor proyección.

José Luis Iranzo Alquézar, primero por la izquierda, en un acto de UAGA-COAG.
José Luis Iranzo Alquézar, primero por la izquierda, en un acto de UAGA-COAG.
Aránzazu Navarro

José Luis Iranzo, nieto del recientemente desaparecido José Iranzo ‘El Pastor de Andorra’, era agricultor y ganadero, como su abuelo, el inigualable jotero aragonés. Era, a pesar de su juventud, un veterano sindicalista con experiencia en cargos ejecutivos de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) –actualmente, formaba parte de su Comisión Ejecutiva– así como en la Coordinadora de Organizaciones Agrarias (COAG). De 39 años, tenía pareja y un hijo de corta edad. La muerte se cruzó este jueves en su camino cuando al ir a abrir la puerta de la masía familiar del Saso, un pistolero le disparó mortalmente, al igual que a los dos guardias civiles de un equipo contra los Robos en el Campo (Roca) que le acompañaban.

El secretario general de la UAGA, José Manuel Penella, se mostró conmocionado por la muerte de su compañero, al que describió como una persona "cercana, afable y entrañable". Recordó que su vocación agropecuaria y su implicación sindical le convertían en el aspirante perfecto a asumir, en un futuro no muy lejano, la máxima responsabilidad en el sindicato aragonés. "Con él se va el futuro de la UAGA", lamentó Penella. El dirigente sindical dijo que la "proyección" de Iranzo dentro de la organización era enorme.

José Manuel Penella recordó que, como miembro de la Ejecutiva del sindicato y responsable de ganadería, era su "mano derecha". Dentro de la UAGA, era "lo mejor de lo mejor", concluyó consternado.

Fue coordinador general de las juventudes de la COAG –organización estatal a la que pertenece la UAGA– y miembro de la Ejecutiva de la COAG responsable de ganadería, cargo que dejó en 2014 al incorporarse a la Comisión Ejecutiva del sindicato aragonés como vocal en representación de Teruel, responsabilidad que compartía con Roberto Sanz, de Ojos Negros. Con solo 39 años, el malogrado ganadero atesoraba "una larga militancia" en el sindicalismo agrario, según un compañero de la UAGA.

Agricultor de secano y ganadero, ocupó también el cargo de vicepresidente del Grupo de Trabajo Ovino-Caprino del Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias, un órgano de representación de los ganaderos ante la Unión Europea. Su bagaje profesional incluye también la presidencia de la Cooperativa Agrícola de Andorra y la de la Agrupación de Defensa Sanitaria de la comarca de Andorra.


Etiquetas
Comentarios