Despliega el menú
Teruel

Roca, los ángeles de la guarda del medio rural

Los dos agentes de la Guardia Civil fallecidos pertenecían al equipo contra el Robo en el Campo (Roca).

Los dos agentes de la Guardia Civil fallecidos pertenecían al equipo contra el Robo en el Campo (ROCA) implantado en la provincia de Teruel en octubre de 2013 con el objetivo de prevenir los delitos en explotaciones agrícolas y ganaderas. Con base en Alcañiz –a unos 40 kilómetros de Albalate del Arzobispo–, una zona en la que abundan los cultivos de frutas, sus integrantes comenzaron haciendo operaciones de vigilancia –casi siempre nocturnas– y de asesoramiento para prevenir los robos, además de llevar a cabo controles esporádicos en los principales cruces de caminos y carreteras de las comarcas fruteras.

Muy pronto se vio la gran utilidad y eficacia de los ROCA en un territorio mayoritariamente rural que se despuebla a pasos agigantados y cuyos núcleos escasamente habitados, cada vez más desiertos y con menos servicios, quedan a merced de los ladrones cada vez que cae la noche. En los últimos años, la población de pequeños municipios ha venido reclamando más medidas de seguridad y más agentes de la Guardia Civil para poner freno a las oleadas de robos. El equipo ROCA, especializado en la vigilancia del campo,  generó rápidamente una sensación de seguridad que fue muy valorada por los habitantes de la provincia de Teruel y que ha venido a compensar la progresiva disminución de cuarteles y agentes de la Guardia Civil en las comarcas.

Etiquetas
Comentarios