Despliega el menú
Teruel

La Feria de la Trufa de Sarrión premia a un ejemplar de 388 gramos de peso

Un concurso de tamaño y de calidad, así como una exhibición de jabalíes truferos han sido las actividades más destacadas de la jornada de hoy

El público contempla los ejemplares que han participado en el concurso de mayor tamaño y calidad de trufas en Sarrión
El público contempla los ejemplares que han participado en el concurso de mayor tamaño y calidad de trufas en Sarrión
Javier Escriche

El aroma, el color, la textura y la forma son los requisitos más importantes para valorar la calidad de una trufa negra, sin olvidar su tamaño, una de las características que más poderosamente ha llamado la atención este sábado entre el público asistente a la feria Fitruf, el certamen que se desarrolla en Sarrión desde el viernes dedicado al valioso hongo.

La feria ha premiado a la trufa de mayor tamaño, un ejemplar de 388 gramos de peso. Si bien al concurso, que cada año se organiza para seleccionar al mejor producto, se ha presentado una enorme pieza de 588 gramos, que, sin embargo, fue retirada de concurso porque, según los organizadores, no tenía la calidad suficiente. «Se rompía al tocarla por estar hueca por dentro», explicaban.

A pesar de que este año se ha reducido la producción trufera a una tercera parte a causa de la prolongada sequía, el concurso ha registrado una participación «récord», según reconocían los organizadores. Un total de 26 trufas, cuyos pesos oscilan entre los 30 gramos y los 588, se han presentado al certamen, durante la jornada más multitudinaria de la Feria..

El premio a la trufa de mayor calidad ha sido para una de las más pequeñas: un hongo de 30 gramos de peso, de un aroma, textura y forma excepcionales.

Fitruf se ha convertido estos días en el mayor escaparate de la trufa de España, no en balde, la provincia de Teruel, con Sarrión a la cabeza, es la principal productora a nivel nacional de este hongo.

Se espera que a lo largo de todo el fin de semana, el certamen haya sido visitado por más de 15.000 personas, buena parte de ellas procedentes de la Comunidad Valenciana.

El alcalde de Sarrión, Jorge Redón, señalaba que esta edición va a superar en cifras de visitantes a la de 2016 debido a que se ha celebrado una semana más tarde. «Esto –explicaba– ha hecho a la feria coincidir con tres días de fiesta seguidos del final del puente y también ha permitido que las trufas estén en un punto de mayor maduración».

Redón se mostraba satisfecho con la acogida que ha tenido este año, con los establecimientos hosteleros, bares y alojamientos, «al cien por cien de ocupación». Explicaba que el Ayuntamiento ha realizado «un gran esfuerzo» en promocionar la edición con una gran campaña publicitaria en los medios de comunicación de todo Aragón y de la Comunidad Valenciana.

Durante la jornada de este sábado, el público ha podido disfrutar también de una exhibición de búsqueda de trufa con jabalí y una degustación de productos trufados.

Etiquetas
Comentarios