Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Diez alcaldes quieren repoblar sus municipios con jubilados de EE. UU.

Invitan al promotor de la iniciativa, el canadiense Bedell, a visitar los pueblos.

Torre mudéjar de la Iglesia  Nuestra Señora de la Asunción en Muniesa
Torre mudéjar de la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción.
Laura Uranga

Una decena de alcaldes de la provincia de Teruel han invitado al director de Viva Rural Spain, el canadiense Gary Bedell, a que visite sus municipios para ver si estos pueden ser del agrado de las parejas de jubilados norteamericanos que quieren venir a vivir a pueblos españoles por mediación de dicha empresa.

Así lo explicó ayer Bedell, que esta semana, en respuesta a la llamada de los alcaldes, ha recorrido Muniesa –en la comarca de las Cuencas Mineras– y Castelserás –en el Bajo Aragón–, dos localidades afectadas por el problema de la despoblación. El responsable de Viva Rural Spain ha visitado también, en fechas anteriores, Valderrobres, Calaceite y Cretas –en el Matarraña– y Cantavieja –en el Maestrazgo–, y tiene pendientes "otras tres o cuatro localidades".

Según dijo, en su periplo por la provincia de Teruel se está encontrando a alcaldes "muy interesados" en acoger pensionistas estadounidenses y a vecinos que consideran "muy positiva" la llegada de estos nuevos pobladores. El principal problema para incluir a los municipios en la lista de posibles lugares receptores es que estén muy alejados de centros de salud, hospitales y aeropuertos. También pasan al final del ranquin aquellos cuyas carreteras están en mal estado o tienen muchas curvas.

Gary Bedell destacó que, en este sentido, Muniesa le ha parecido "perfecto" y que también le han "gustado mucho" Castelserás y los municipios del Matarraña. El promotor de la iniciativa subrayó que los pensionistas estadounidenses tienen una renta alta y contarían todos con un seguro médico privado que les permita acudir a los hospitales. Además, están dispuestos al copago como fórmula para recurrir a la Atención Primaria.

Las primeras parejas aterrizarán en la provincia de Teruel la próxima primavera, si bien todavía no se quedarán a vivir. Por el momento, se instalarán durante un mes en cada uno de los municipios por los que sientan más atracción con el fin de poder conocerlos mejor y optar por uno de ellos definitivamente.

Gary Bedell explicó que Viva Rural Spain es una empresa sin ánimo de lucro comprometida con el problema de la despoblación en el medio rural español. "Y la provincia de Teruel es muy bonita", recalcó. El impulsor de la idea de traer jubilados norteamericanos a Teruel señala que este colectivo siente pasión por restaurar casas tradicionales y disfrutar de una vida tranquila.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión