Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La patronal pide contratar a empresas locales para generar empleo con el hospital de Alcañiz

CEOE-Teruel trabaja en un acuerdo con la UTE adjudicataria para que sus asociados reciban información del proceso de edificación y puedan presentar ofertas.

Recreación infográfica del nuevo centro hospitalario, que será cuatro veces mayor que el actual.
Recreación infográfica del nuevo centro hospitalario, que será cuatro veces mayor que el actual.
Heraldo

El comienzo de la construcción del nuevo hospital de Alcañiz se espera en el Bajo Aragón "como agua de mayo" en una época de escasez de obra pública. El Gobierno de Aragón invertirá 66 millones de euros entre la edificación y la urbanización de los accesos en cinco anualidades que se convertirán en todo un revulsivo para un territorio que no veía un proyecto de estas dimensiones desde la construcción de Motorland.

No obstante, los agentes económicos coinciden en que para que las obras tengan incidencia en el territorio se debe contar con empresas y mano de obra de la zona. Podría beneficiar a compañías de suministro de materiales, alquiler de maquinaria y medios auxiliares o subcontratas de gremios como carpintería, cristalería, fontanería, electricidad o climatización, entre otros. De no ser así, tan solo se notaría en la hostelería y el consumo.

En cuanto a la mano de obra, podrían trabajar en el día a día de la obra alrededor de 150 personas de media según fuentes expertas, aunque el número final dependerá del ritmo que lleven los trabajos. "Lo que interesa son los sueldos autóctonos para que las rentas se queden aquí", remarca el presidente de la Asociación de Constructores de Teruel, Pedro Rodríguez. El 6 de octubre se colocó la primera piedra en un acto simbólico al que en las próximas semanas se unirá el comienzo de los trabajos en la ladera de Cantagallos, que finalizarán en 2021.

En obras de esta envergadura y ejecutadas por constructoras de primer nivel, normalmente no se trabaja con personal propio a excepción de los responsables técnicos. Es decir, que se subcontratan todos los trabajos a otras empresas. La UTE adjudicataria, OHL-Dragados, ya consultó con gremios de la zona cuando preparó la oferta para presentarse al concurso para construir el Hospital: 57,7 millones de euros (rozando la baja temeraria). No obstante, en obras de gran volumen los contratos con las empresas se van cerrando a medida que se necesitan sus servicios. Ahora lo primero que se necesitará será el movimiento de tierras a lo que le seguirá la cimentación antes de comenzar con la estructura del edificio. Para 2017 DGA tan solo ha presupuestado 2,1 millones de euros.

Para que la mayor inversión pública que se va a ejecutar en la Comunidad en esta legislatura no se "escape" del territorio, CEOE-Teruel quiere cerrar un convenio con la UTE que permita a sus afiliados recibir "información privilegiada" de las necesidades de la constructora a medida que avancen las obras. La CEOE se puso en contacto con la UTE para organizar una reunión entre ambas partes pero aún no ha recibido respuesta.

La patronal de Teruel cerró un convenio con OHL en primavera de 2015 para la construcción del hospital de Teruel que también podría aplicarse al de Alcañiz. Sin embargo, en el caso de la capital bajoaragonesa nunca llegó a firmarse debido al cambio de modelo por parte del Gobierno, que obligó a comenzar de nuevo el proceso de licitación.

En la misma línea, se muestran desde CEPYME-Teruel. "Tan solo si se contrata a gremios de la zona se incentivará la actividad empresarial, es imprescindible que venga de fuera lo menos posible", afirma el presidente de la confederación, el andorrano Juan Ciércoles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión