Despliega el menú
Teruel

El PP destaca la importancia de las políticas fiscales para frenar la despoblación rural

Reunión popular en Orihuela para buscar soluciones a la regresión demográfica.

Rosa Sánchez, Juan Carlos Gracia, Joaquín Juste y Luis María Beamonte.
Rosa Sánchez, Juan Carlos Gracia, Joaquín Juste y Luis María Beamonte.
HA

El PP resalta la importancia de las medidas fiscales en la lucha contra la despoblación del medio rural. El presidente de los populares aragoneses, Luis María Beamonte, recalcó al inaugurar la jornada interparlamentaria celebrada ayer por el PP en Orihuela del Tremedal que entre los elementos "esenciales" para frenar el desplome demográfico de los pueblos figura la aplicación de un "sistema impositivo justo", además del mantenimiento de unos servicios públicos de calidad.

La jornada de análisis sobre la despoblación recordó en sus conclusiones que el grupo parlamentario popular acaba de plantear a las Cortes un ‘Programa fiscal de retorno rural’, que propone una serie de ventajas fiscales para las familias que pongan en marcha una actividad económica en el medio rural.

Medio centenar de diputados y cargos públicos del PP aragonés debatieron durante toda la jornada sobre los distintos frentes desde los que atacar la regresión poblacional de los pueblos de Aragón. Beamonte, que abrió los debates con el presidente del PP turolense, Joaquín Juste, y la alcaldesa de Orihuela, Rosa Sánchez, destacó la necesidad de tomar medidas "concretas" para contener la sangría demografía del medio rural superando la fase de "los estudios y la elaboración de diagnósticos".

Para el presidente del PP, el actual Gobierno de Aragón se limita a "hablar mucho" de la despoblación, pero este problema "no está en su agenda". A su juicio, la "inacción" del Ejecutivo que preside el socialista Javier Lambán "contribuye a acrecentar la brecha entre el mundo rural y el urbano" y le instó a comprometerse para atacar este desafío a través de los presupuestos de 2018.

El apoyo al tejido productivo y a la creación de empleo son, según el dirigente popular, claves para que el medio rural remonte el vuelo. Apuntó medidas como facilitar el traspaso de empresas de padres a hijos y la aplicación de un sistema impositivo "que no castigue, sino que fomente y ayude a asentar población".

También la garantía de servicios de calidad se contempló como elemento vertebrador. Luis María Beamonte criticó la centralización de prestaciones médicas o la supresión de consultas facultativas en los pueblos. Aprovechó para denunciar los continuos retrasos del nuevo hospital de Teruel.

La búsqueda de soluciones a la despoblación se abordó en tres mesas que analizaron los aspectos legislativos, las experiencias desarrolladas en Galicia y Castilla y León y la relación entre las empresas y la demografía.

La mesa legislativa, integrada por el profesor de la Universidad de Zaragoza José Luis Bermejo y la eurodiputada Verónica Lope, abordó la necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades entre pueblos y ciudades así como de asegurar la sostenibilidad de los servicios públicos.

La diputada popular por Lugo Raquel Arias y la senadora por Soria Mar Angulo recalcaron la necesidad de la estabilidad política y fiscal así como de garantizar servicios públicos de calidad "no solo por la vía del gasto; también por la del ingreso".

El debate en torno al ámbito empresarial estuvo protagonizado por el senador por Segovia Juan Carlos Álvarez, el vicepresidente de la CEOE-Teruel, José Guillén, y la empresaria de Sarrión Estefanía Doñate. Guillén informó sobre las prácticas repobladoras llevadas a cabo en las tierras altas de Escocia con buenos resultados, una experiencia que los populares consideran un modelo a aplicar en España.

Etiquetas
Comentarios