Despliega el menú
Teruel

Allepuz celebra la inminente declaración del parque cultural del chopo cabecero del Alfambra

Cuatrocientas personas participan en la fiesta anual que reivindica la conservación de un árbol que es resultado de un aprovechamiento secular para obtener madera en una área deforestada y ganadera.

Herminio Santafé, un experto podador, durante la exhibición de desmoche de un chopo cabecero en Allepuz.
Herminio Santafé, un experto podador, durante la exhibición de desmoche de un chopo cabecero en Allepuz.
Jorge Escudero

La inminente creación por el Gobierno aragonés del parque cultural del chopo cabecero del alto Alfambra sobrevoló ayer la celebración de la IX Fiesta del Chopo Cabecero en Allepuz y Jorcas. Cuatrocientas personas recorrieron las choperas otoñales que bordean el río en una de las ediciones más concurridas de este evento, que ensalza la singularidad del árbol más característico de los altos páramos turolenses.

Los participantes en la fiesta asistieron a una demostración de la poda tradicional que ha dado lugar a los bosques de chopo cabecero, un árbol caracterizado por tener un tronco principal de tres metros y, a partir de ahí, ramas que se renuevan cada 15 o 20 años para la obtención de vigas, leña y alimento para el ganado. De este modo, se compatibiliza la producción maderera con el pastoreo.

La fiesta se celebró en puertas de la declaración de parque cultural, que podría llegar antes de terminar 2017. La DGA ultima la documentación y mantiene contactos para implantar esta figura en el alto Alfambra. Junto a este río, crece la mayor concentración de árboles trasmochos de Europa con 23.000 ejemplares de chopo cabeceo. La declaración comportará la protección de este singular árbol así como su promoción como recurso turístico. Los estatutos del futuro parque han recibido el visto bueno de los ayuntamientos implicados: Gúdar, Allepuz, Aguilar del Alfambra, Jorcas, Camarillas, Monteagudo, Cedrillas, Galve, El Pobo y Ababuj.

El alcalde de Allepuz, Ignacio Martínez, mostró su voluntad de que el parque cultural estimule la economía de la comarca. Señaló que la catalogación comportará la aplicación de las podas periódicas necesarias para conservar los chopos, lo que generará empleo a complementar con el aprovechamiento de los residuos forestales para producir biomasa. Martínez añadió que la reciente declaración de la cultura del chopo cabecero como bien cultural inmaterial supuso ya un espaldarazo para la autoestima de la zona, que vio como una práctica tradicional recibía el respaldo institucional.

Además, el Gobierno aragonés tramita la catalogación de 12 kilómetros de choperas del alto Alfambra como ‘Arboleda Singular’. Varios ayuntamiento y asociaciones del entorno han presentado alegaciones para que la declaración se amplíe a 20 kilómetros de cauce por entender que tienen los mismos valores naturales y son merecedores del mismo tratamiento legal.

El técnico de la DGA encargado de poner en marcha el parque cultural, Chabier de Jaime, señaló que esta figura aportará promoción, divulgación y turismo a un área deprimida, aunque apeló a la prudencia respecto al impacto económico, porque la declaración engloba a municipios «sin tradición turística» que deberán adaptarse a la nueva situación.

Etiquetas
Comentarios