Despliega el menú
Teruel

Varias asignaturas del campus de Teruel llevan un mes sin profesorado

Los problemas más graves se dan en Magisterio, donde hay falta de docentes en todos los cursos académicos.

Campus de Teruel
Varias asignaturas del campus de Teruel llevan un mes sin profesorado
ANTONIO GARCíA

Al menos ocho profesores faltan en diferentes titulaciones del campus de Teruel. Así lo aseguran desde el colectivo de Estudiantes en Defensa de la Universidad (EDU), que detallan que los problemas se dan fundamentalmente en las titulaciones de Magisterio. Según subrayan, hay dos docentes de Magisterio Infantil que deberían haberse incorporado al inicio del curso, pero que todavía no han sido contratados. Esta situación se repite en la especialidad de Primaria, con hasta cuatro profesores menos. “Los docentes de por la mañana están dando clase de forma voluntaria en la tarde y viceversa. Sin embargo, esta no es la solución”, explica Marta Báguena, coordinadora de EDU en Teruel.

Según recalca, el mayor problema se produce en los últimos cursos, ya que es cuando los estudiantes tienen menos horas de teoría (concentradas en las primeras semanas de curso) y más de prácticas (ubicadas al final de los cuatrimestres). Ejemplo de ello es la queja realizada por el delegado de 3º de Magisterio de Primaria (en horario de tarde). En su caso, solo tienen clases teóricas hasta el 2 de noviembre, que es cuando empiezan las prácticas (que se alargan hasta enero).

“Debemos de dar todo el temario antes del 2 de noviembre ya que al volver de prácticas tenemos los exámenes. A nosotros en concreto nos falta el profesor de Didáctica de la Lengua, por tanto, ¿cómo voy a ser capaz de enseñar lengua si no he tenido esa preparación?”, se pregunta en un escrito difundido a los medios de comunicación. Asimismo, critica que éste no sea un problema puntual: “Esto se repite año tras año, aún no ha empezado ningún curso de los tres que llevamos en esta universidad con todos los profesores. Siempre falta alguno”.

En 4º de carrera la situación no es diferente. Llegados a este punto, los alumnos de Magisterio de Primaria deben realizar la especialización, también conocida como mención. De este modo, el grueso de la teoría se da de septiembre a diciembre. En el segundo cuatrimestre los alumnos ya solo tienen prácticas y la realización del Trabajo Fin de Grado (TFG). “Por ejemplo, el año pasado nos faltaron cinco profesores en 4º de carrera y dos de ellos no llegaron hasta diciembre, ¿qué nos van a poder enseñar en un mes?”, se lamenta Báguena, que ha sufrido directamente estos problemas burocráticos.

A pesar de que, en estos momentos, los estudiantes de Magisterio Infantil y de Primaria son los más perjudicados, la falta de profesorado también se produce en el grado de Psicología. “En este caso todavía tienen que llegar dos profesores más”, subraya Báguena.

Desde la Universiad de Zaragoza especifican que son 5 asignaturas (de 280 que se imparten en la Facultad) las que se encuentran afectadas. Asimismo detallan que se han buscado diversas soluciones: los alumnos que tenían disponibilidad para cambiar la hora de la docencia ya están cursándola sin problemas y, en el caso de los que no lo han podido hacer, se está trabajando para resolverlo lo más rápido posible. "En cualquier caso, la docencia siempre está garantizada y los alumnos recibirán la formación que necesitan", subrayan.

Un problema que no cesa

En los últimos años las quejas de los alumnos ante la falta de profesorado durante los primeros días de clase se han convertido en una constante. El año pasado, los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud criticaron la demora en la contratación de docentes. En aquel momento faltaban profesores en, al menos, seis asignaturas entre los grados de Enfermería y Fisioterapia. Otros años han sido los estudiantes de Psicología de Teruel los que se han movilizado ante la falta de profesorado o los de Periodismo, que durante los primeros años de carrera vieron cómo era imposible empezar el año académico con el claustro docente al completo.

El problema se encuentra en la contratación del profesorado, una cuestión que conlleva un largo proceso administrativo que no se puede acortar por ley. “En Filosofía y Letras (una de las Facultades que más problemas suele tener al respecto) este año no ha habido falta de profesores. Se ha intentado contratar antes y los departamentos se han organizado para que los docentes fijos se encargaran de más horas en el primer trimestre y los contratados en el segundo”, explican desde el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Zaragoza (CEUZ).

Etiquetas
Comentarios