Teruel
Suscríbete

La comunidad islámica de Sarrión levanta la mezquita más grande de la provincia

El 18% de los vecinos del municipio son musulmanes de origen marroquí que se han asentado tras encontrar trabajo.

El alcalde de Sarrión, Jorge Redón –izquierda–, y el imán Mohamed Jebari, ante la futura mezquita.
La comunidad islámica de Sarrión levanta la mezquita más grande de la provincia
J. Escriche

La comunidad musulmana de Sarrión está levantando la que será la mezquita de mayores proporciones de toda la provincia de Teruel. El edificio, de tres plantas con unos 200 metros cuadrados de superficie cada una, se financia íntegramente con fondos particulares aportados por los miembros de dicha comunidad, quienes compraron el solar, muy céntrico y antes ocupado por una antigua casa que tuvo que ser derribada, a sus propietarios.

Las obras comenzaron hace un año y medio y avanzan con relativa lentitud debido a que son los propios musulmanes, mayoritariamente de origen marroquí, quienes la construyen cuando disponen de tiempo libre. Y no van sobrados de ello, pues, como destaca el alcalde de la localidad, Jorge Redón, todos tienen un puesto de trabajo, ya sea en la empresa de maderas que hay en el polígono industrial de Sarrión, en el cultivo y recogida de la trufa negra o en los establecimientos hosteleros que funcionan en la zona.

Tras edificar los tres pisos, los trabajos se centran ahora en la fachada, recubierta con sillares de piedra del lugar y en la que ya se adivina la puerta de acceso principal bajo un arco de medio punto. La planta baja estará destinada a la oración de los hombres, la intermedia a la de las mujeres mientras que la última será un lugar para el aprendizaje y estudio de los niños.

El próximo Ramadán

Así lo explicó esta semana Mohamed Jebari, uno de los imanes de la zona y conocedor del proyecto de la mezquita de Sarrión. Según dijo, la idea es que el edificio pueda abrirse para la próxima fiesta del Ramadán, en junio de 2018. La comunidad musulmana de la localidad lleva gastados en esta obra alrededor de 100.000 euros y faltan todavía, como explicó Jebari, otros 150.000 euros, en los que se incluiría el acondicionamiento del interior.

La prosperidad de la localidad de Sarrión, con un pujante polígono industrial y el cultivo y comercialización de la trufa negra en auge, explica que esta pequeña población de la comarca de Gúdar-Javalambre haya invertido en los últimos años la tendencia a la despoblación con la llegada de vecinos de otros países, entre ellos los que practican la religión islámica. Todos han acudido en busca de empleo y se han asentado en el municipio al conseguir puestos de trabajo fijos. "Aquí no hay paro", subraya el alcalde del pueblo.

"Quieren jubilarse aquí"

De los 1.186 habitantes que hay en Sarrión, 300 –el 18%– son musulmanes, explica el regidor. Redón destaca que con la llegada de estos nuevos pobladores el colegio ha dejado atrás el fantasma del cierre, pues hay 123 niños, un 25% de los cuales practican la religión islámica. Matiza, no obstante, que no todos los recién llegados proceden de Marruecos, pues también hay brasileños y rumanos. "Y la convivencia es muy buena", subraya. Según Redón, la calidad del empleo que hay en la zona hace que los nuevos vecinos planeen "jubilarse aquí".

La futura mezquita de Sarrión y la que ya existe en Utrillas –construida por la comunidad paquistaní que reside en la comarca de las Cuencas Mineras desde hace décadas– son las dos únicas en la provincia turolense levantadas de nueva planta ya que el resto han sido acondicionadas en garajes o naves en régimen de alquiler. Hay, además, mezquitas en Alcañiz, Andorra, Híjar, Muniesa, Albalate del Arzobispo, Escucha, Calamocha, Monreal del Campo, Santa Eulalia, Villel, Alcorisa y Teruel capital.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión