Despliega el menú
Teruel

La plaza del Torico se estrena con éxito como escenario principal de La Partida de Diego

La entrevista clandestina entre los protagonistas de Los Amantes cerró ayer la escenificación, que acaba hoy con la partida a la guerra del pretendiente de Isabel.

Los dos Amantes se citan a los pies de la columna del Torico ante la mirada de un público numeroso.
La plaza del Torico se estrena con éxito como escenario principal de La Partida de Diego
Antonio García/bykofoto

La plaza del Torico de Teruel, introducida por primera vez este año en la escenografía de La Partida de Diego, se llenó anoche de público para presenciar uno de los momentos más emotivos de la leyenda medieval de los Amantes: el compromiso de los dos protagonistas de esperar los cinco años de plazo fijados por el padre de la chica para sellar su amor. La escena, ambientada en el siglo XIII, congregó a cientos de espectadores en torno a la fuente del Torico, donde se produce la conversación entre los enamorados Isabel de Segura y Diego de Marcilla, interpretados por Iris Latorre y Pablo Porto.

La afluencia de público fue numerosa, aunque lejos de las apreturas de Las Bodas de Isabel, la fiesta que se celebra cada febrero y que supone la continuación del relato iniciado en La Partida de Diego. Los espectadores aplaudieron el arrojo del Amante al trepar a uno de los balcones de la plaza para entrevistarse con su amada antes de citarse al pie de la columna del Torico.

Latorre y Porto actúan arropados por 25 actores. El reparto volverá a echarse a la calle para representar el desenlace de la trama en la próxima edición de Las Bodas de Isabel. La organización corre a cargo de la fundación municipal Bodas de Isabel. Su gerente, Raquel Esteban, explicó que un centenar de recreacionistas participan también para contribuir a la ambientación de época.

La escenificación arrancó con lectura del pregón que convocó a los turolenses a alistarse en la cruzada que, en los inicios del siglo XIII, predica el papa para expulsar a los musulmanes del país. El encargado de leer el llamamiento fue el presidente de la Asociación de Amigos de España en Vannes (Francia), Pierre Joubin, buen conocedor de la fiesta amantista, que calificó de "estupenda" por la implicación vecinal y por su calidad.

En su pregón, Joubin repasó leyendas de su Bretaña natal en las que también se combinan el amor y la muerte, como la de Pontus, un príncipe de Galicia, que se enamora de una princesa bretona, Sidonia. O la narración de Tirante el Blanco, un caballero medieval surgido del ingenio del escritor Joanot Martorell que recorre todo el Mediterráneo entre hechos de armas y lances amorosos. El heraldo, premiado por la organización con el nombramiento de Alistado de Honor, hizo un llamamiento intemporal a los presentes a luchar por su libertad.

A continuación, el amor declarado entre Diego e Isabel empezó a torcerse con la negativa rotunda del padre de la chica a entregar a su hija en matrimonio al pretendiente. Argumentó que es un "segundón" sin la fortuna que se merece su rica heredera.

Solo una reunión posterior entre las dos familias enfrentadas por el amor de sus hijos, los Marcilla y los Segura, recondujo la situación. Tras la discusión entre los dos padres a cuenta de los amoríos de sus retoños, el progenitor de Isabel acepta fijar un plazo de 5 años a Diego para que amase la fortuna que le haga digno de casarse con su hija. Pero el compromiso no es sincero porque el hombre confía en que o Diego no vuelva o vuelva pobre, con lo cual el enlace será igualmente imposible.

Diego corre a alistarse para la cruzada que culminará en la batalla de Las Navas de Tolosa. Con él se inscriben en la tropa aragonesa otros jóvenes de la ciudad hasta formar una compañía recreacionista que desfiló por la calle al ritmo de los tambores. El buen tiempo propició una numerosa afluencia de público en los escenarios callejeros de la representación, que termina hoy con la partida de Diego.

El concejal de Turismo, José Manuel Valmaña, valoró de forma muy "satisfactoria" el traslado de parte de la representación a la céntrica plaza del Torico, frente al predominio de las plazas del Seminario y la Catedral en otras ediciones. Valmaña dijo que el resultado fue un "éxito" de afluencia. El edil señaló que la fiesta cumple los objetivos de dinamizar el turismo en estas fechas y de promocionar a la ciudad a partir de los Amantes y como destino romántico.

Etiquetas
Comentarios