Despliega el menú
Teruel

Alba del Campo, una desconocida joya arqueológica

La localidad turolense cuenta con más de treinta yacimientos entre los que destaca su castillo, al que se pretende dar más importancia y actividad turística.

El castillo, uno de los pocos yacimientos excavados.
Alba del Campo, una desconocida joya arqueológica
Jorge Escudero

Alba del Campo oculta bajo su suelo un gran patrimonio arqueológico que poco a poco va saliendo a la luz. La localidad turolense cuenta con más de treinta asentamientos de todas las épocas y de diferente envergadura e importancia. Ya a mediados de siglo XX, se trabajó de manera intensa en la investigación de estos yacimientos, pero nunca se llegaron a excavar arqueológicamente hasta la realización de las obras de restauración actualmente en marcha en el castillo y de la cisterna, las pioneras y únicas llevadas a cabo hasta el momento. "El municipio esconde un gran patrimonio, se sabe que hay muchos puntos arqueológicos importantes que aún no se han investigado y su mejora podría ser un buen motor para el pueblo", explicaba el alcalde de la localidad, José Herrero.

Las obras de restauración continúan destapando rincones que hasta ahora permanecían sepultados, pero aún queda mucho por conocer. "La gente piensa que el castillo solo ocupa una parte de la colina, pero realmente se extiende por una amplia superficie", afirmaba el arqueólogo encargado, Fernando Cotino. Tras tres campañas de actuación en la fortaleza, las mejoras son ya evidentes. "Siempre se había estado hablando de la necesidad de estas obras, pero llegó un momento que eran imprescindibles porque las paredes se iban a derrumbar", declaraba Herrero. Se han consolidado sus muros –a falta de la puerta principal, programada para la siguiente fase–, se ha recuperado el foso que rodeaba la fortaleza y se ha restaurado el almenado y el adarve, los pasillos que se situaban por encima de la muralla.

La otra excavación activa es la del cabezo de la Cisterna, que está siendo realizada por el Museo Provincial de Teruel. Unos trabajos recogidos dentro del Estudio de Poblamiento Andalusí que este mes comienzan su tercera campaña. Estas obras datan de los siglos X-XI y son una prueba de la explotación minera del territorio bajo el Islam. "Los resultados de estas investigaciones son muy buenos, no son hallazgos muy espectaculares como grandes monumentos, pero son muy interesantes para la investigación", explicaba Jaime Vicente Redón, director del Museo Provincial de Teruel.

Ante el gran número de espacios arqueológicos, el Ayuntamiento está decidido a explotar este patrimonio cultural, comenzando por el castillo. "Por su atractivo turístico puede ser una buena proyección del municipio y se puede utilizar para realizar actos culturales en el mismo, como conciertos y obras de teatro", afirmaba Herrero. Además, el alcalde también exponía su objetivo de mejorar las condiciones del camino que une el castillo de la localidad con el de Peracense. "Queremos arreglarlo y señalizarlo para crear una ruta de senderismo y bicicleta que una ambos municipios", explicaba el edil.

Además de beneficiar al sector turístico, también puede ser una solución para paliar un problema que afecta en gran medida a la provincia, la despoblación. "El patrimonio cultural va unido al terreno, es un atractivo que puede hacer que acuda más gente. Además, es una actividad económica que puede crear puestos de trabajo", argumentaba Cotino.

Etiquetas
Comentarios