Despliega el menú
Teruel

Interior saca a subasta la casa cuartel de Utrillas dos años después del desalojo

Desde que fue declarado en estado de ruina los agentes de la Guardia Civil del municipio prestan servicio en dependencias municipales.

El acuartelamiento, en estado ruinoso, fue desalojado hace dos años.
El acuartelamiento, en estado ruinoso, fue desalojado hace dos años.
Antonio García/Bykofoto

El organismo encargado de la gestión y venta de inmuebles del Ministerio del Interior (GIESE) ha informado de que prevé a sacar a subasta "de forma inmediata" la propiedad que sirvió como casa cuartel de Utrillas hasta que se decidió su desalojo en agosto de 2015. El propio Ministerio declaró en estado de ruina el edificio, por lo que los doce agentes de la benemérita que prestan servicio en el municipio se alojan junto a sus familias en otras viviendas de la localidad y, desde entonces, prestan servicio en un local cedido por el consistorio.

El Ayuntamiento de Utrillas ha pedido en varias ocasiones al Ministerio que se inicie cuanto antes la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil, un compromiso adquirido por el Gobierno en 2008 y que llevó al consistorio a ceder un amplio terreno para su construcción e incluso a costear el estudio geofísico del terreno y la redacción del proyecto, lo que suma una inversión de 74.760 euros.

El Gobierno, por su parte, se ha limitado a especificar que las obras del nuevo cuartel no arrancarán hasta el 2019, pero mientras tanto ya tramita el proceso por el que saldrá a subasta el antiguo. En el registro de la Propiedad figura que al inmueble le corresponde una superficie solar de 2.500 metros cuadrados y, según certificación catastral, dicho inmueble tiene una superficie construida de 1.296 metros cuadrados. Se encuentra en estado de ruina pero sobre un terreno urbano catalogado como de uso residencial. La GIESE ha fijado el precio de salida en 171.098 euros.

Esta antigua casa cuartel fue levantada en 1960. El subsuelo está atravesado por varias galerías de minas y, al parecer, fueron las voladuras en explotaciones de carbón a cielo abierto las que provocaron movimientos en profundidad.

El destino de otros cuarteles

La subasta del cuartel de Utrillas, que probablemente arranque antes de que acabe el año, no es sino una más de las que viene celebrando el Ministerio del Interior para intentar desprenderse de las antiguas casas cuartel que tiene desperdigadas por el territorio nacional.

La casa cuartel de Escucha, por ejemplo, lleva desde el año 2003 saliendo una y otro vez a subastas infructuosas en las que no consigue despertar el interés de posibles compradores. El Ayuntamiento se niega a invertir nada en su compra porque a estas alturas el edificio ya está bastante deteriorado y tiene otros proyectos en marcha. Javier Carbó, alcalde de Escucha, explica que en un primer momento el consistorio intentó negociar la cesión del edificio porque fue el ayuntamiento quien cedió los terrenos en los años 50. No lo consiguieron y al parecer ya no están dispuestos a insistir en este tema. Ahora, la propiedad está tasada en poco más de 71.000 euros y disponible para su compra directa. En la primera subastas Interior la intentó adjudicar por 221.000 euros.

Por otro lado, la casa cuartel de Used si terminó siendo adquirida por el ayuntamiento tras lograr que la GIESE rebajase el precio que pedía en un principio (143.416 euros) y aceptase desprenderse del inmueble por los 27.000 euros que logró obtener el municipio a través de una subvención de la Diputación Provincial de Zaragoza. El consistorio sueña ahora con reconvertirlo y darle un doble uso: un centro de día para mayores en la planta baja y un albergue juvenil en la superior. Sin embargo, Carmen Sánchez, su alcaldesa, reconoce que de momento el municipio carece de la capacidad económica necesaria para llevar a cabo las obras de remodelación, por lo que se trata de un proyecto a largo plazo.

Etiquetas
Comentarios