Teruel
Suscríbete por 1€

Las alfombras de serrín colorean las calles de Aguaviva

La celebración conmemora la historia del Santísimo Misterio del siglo XV.

A las dos de la tarde, la procesión del Santísimo Entierro desfiló por encima de las alfombras.
A las dos de la tarde, la procesión del Santísimo Entierro desfiló por encima de las alfombras.
Pablo Marqués

Las Alfombras del Santísimo Misterio de Aguaviva celebraron ayer su 26 aniversario con el título de Fiestas de Interés Turístico de Aragón, conseguido hace unos meses, como regalo. La afluencia de turistas menguó con respecto a los años anteriores por ser lunes, pero la celebración volvió a convertir las calles del pueblo bajoaragonés en un museo a cielo abierto gracias a la explosión de color creada por los tapices de serrín, que este año centraron su temática en los ‘Mosaicos con baldosas’.

Como cada 28 de agosto, los aguavivanos decoraron sus calles con unos tapices de serrín que sirvieron para recordar una de las grandes historias de la localidad. Las alfombras de Aguaviva tienen su origen en una catástrofe que sucedió en el siglo XV, cuando un incendio arrasó por completo la iglesia del pueblo. De entre los escombros tan solo se pudieron salvar tres formas consagradas y una partícula del Lignum Crucis, un extraño suceso que acabó dando origen al milagro del Santísimo Misterio de Aguaviva. "Para nosotros es el día más importante y nuestra fiesta más singular. Además de lo bonito y espectacular de las alfombras, ver trabajar al unísono a todo el pueblo es algo muy especial", destacó Aitor Clemente, alcalde de Aguaviva.

Uno de los elementos más característicos de esta curiosa celebración es la condición efímera de una obra artística que se desliza por las cuestas de Aguaviva a lo largo de un kilómetro de recorrido y que tan solo se puede observar durante unas horas. Los trabajos para confeccionar los diseños comenzaron a las ocho de la mañana de ayer, aunque la semana pasada los voluntarios ya se pusieron manos a la obra coloreando los kilos y kilos de serrín que ayer se esparcieron por la localidad.

Tras horas de un trabajo meticuloso y bien cuidado, las calles del pueblo ya lucían en todo su esplendor antes del mediodía. Los visitantes pudieron entonces contemplar las obras realizadas por los propios habitantes de Aguaviva. Lo tuvieron que hacer rápido, ya que a las dos de la tarde la procesión del Santísimo Misterio comenzaba su recorrido pasando por encima de los mosaicos como viene siendo tradición. Las alfombras fueron desapareciendo con el paso de la comitiva y el ambiente comenzó a adquirir un aroma a serrín muy peculiar.

Pese a todo, esa naturaleza efímera es uno de los símbolos de las alfombras de Aguaviva, una característica que no importa ni preocupa a los vecinos del pueblo y que los turistas toman como algo curioso, habitual y "comprensible". "Nosotros hacemos las alfombras con mucho gusto. Lo importante es que es una fiesta en la que colaboran todos los vecinos y es fantástico dar una vuelta por el pueblo y ver cómo la gente disfruta con nuestras obras", comentó Salvador, uno de los aguavivanos que participó junto a su familia en la elaboración de los mosaicos.

Lo mismo que Cristian Margelí, quien ayer se mostró orgulloso con su trabajo y con la colaboración de todos los vecinos. "Es cierto que es un arte efímero, pero las calles se convierten en una auténtica maravilla durante unas horas y lo mejor es que todo se logra gracias al trabajo de la gente del pueblo".

Con todo, los ‘Mosaicos con baldosas’ de las alfombras de Aguaviva consiguieron contentar a los numerosos visitantes que se acercaron hasta la localidad. Diferentes diseños con multitud de colores que hicieron trabajar a la mente de los turistas y también emocionaron a muchos de los vecinos. Un espectáculo visual que invitaba a pasear por las calles y a fotografiar los singulares tapices. Al fin y al cabo, una manera única de hacer arte digna de visitar que, tal y como destacó Aitor Clemente, debe conocerse sobre el terreno. "Ha sido uno de los trabajos más grandes que hemos hecho en los últimos años y la verdad es que reconforta ver el resultado final. Cuando hablo de las alfombras con la gente que todavía no las conoce, siempre les digo que tienen que conocer esta fiesta en primera persona, porque si no vienes aquí y las ves, es complicado contemplar lo espectaculares que son".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión