Teruel
Suscríbete

El Ayuntamiento de Utrillas denuncia el mal estado del centro de salud, sin reformar desde 1983

El alcalde pide al Departamento de Sanidad la modernización del ambulatorio, con baños obsoletos, humedades y ventanas que no ajustan.

Pared lateral del ambulatorio de Utrillas, sin reformar en 30 años.
El Ayuntamiento de Utrillas denuncia el mal estado del centro de salud, sin reformar desde 1983
HA

Entrar en el centro de salud comarcal de Utrillas es como retroceder 35 años en el tiempo. Así lo afirma el alcalde de esta localidad de las Cuencas Mineras, Joaquín Moreno, quien ha denunciado que este ambulatorio tiene graves deficiencias y se ha quedado totalmente obsoleto al no haber sido reformado en profundidad desde que fuera inaugurado en 1983, con el Gobierno de Felipe González.

Moreno destaca que el edificio tiene goteras y humedades y que sus ventanas no ajustan bien, por lo que, en invierno, gran parte del calor que emite la calefacción "se pierde". Añade que la zona exterior de acceso estaba tan deteriorada que el Ayuntamiento optó recientemente por pavimentarla con hormigón "para eliminar baches y socavones y evitar que la gente siguiera tropezando".

Especialmente grave estima el alcalde la situación de los aseos destinados a los pacientes, con váteres sin tapa y, "todavía", cisterna en lo alto que se descarga tirando de una cadena. Al parecer, de similares características son los baños de los profesionales. "Todo aquí es de otra época", criticó Joaquín Moreno, quien aseguró que los usuarios del ambulatorio "no utilizan los baños por el mal estado que presentan". Según indicó, las quejas de la población ante el Ayuntamiento por el deterioro del centro de salud "son sistemáticas y constantes".

Moreno denunció también que, al no tener anchura suficiente la puerta de la consulta donde se realizan las extracciones de sangre, cuando un paciente en silla de ruedas acude a hacerse un análisis debe ser atendido en la zona de Urgencias.

"Solo han puesto pegotes"

El consejero de Sanidad del Gobierno aragonés, Sebastián Celaya, visitó el centro de salud de Utrillas en septiembre de 2016 prometiendo efectuar las mejoras necesarias, pero, según el alcalde, "prácticamente no se ha hecho nada". Moreno resume las actuaciones de la DGA en los últimos meses en "la reparación de seis tejas, la colocación de cuatro pomos en puertas y la reforma del mostrador de Admisión". "Solo han sido pegotes, no una actuación decente, que es lo que hace falta y lo que nosotros demandamos", subraya indignado.

Desde el Departamento de Sanidad de la DGA difieren de la apreciación del alcalde de Utrillas. Fuentes oficiales del Gobierno aragonés señalaron ayer que tras la visita de Celaya se han reparado tanto las filtraciones de agua como las grietas exteriores e interiores que había en el edificio, se han limpiado canales y desagües y se ha mejorado el pavimento de la zona de Admisión. Añaden que se han cambiado las cerraduras de todas las puertas, se ha reestructurado el cableado eléctrico y se ha cambiado el control de admisión por uno nuevo a dos alturas.

La DGA anuncia obras

Las mismas fuentes anuncian que en las próximas semanas se cambiará la caldera por una nueva de gas y las luces pasarán a ser de sistema led. Asimismo, se ampliará la sala de extracciones y se pintará todo el centro. Para el año que viene quedará la reforma de los baños y la adaptación de uno de ellos a personas con movilidad reducida, indicaron desde el Departamento de Sanidad.

El centro de salud comarcal de Utrillas, con 34 años de antigüedad, fue el primero de estas características que se construyó en la provincia, por lo que el alcalde lo considera "un símbolo del despliegue de la sanidad moderna en Teruel". Sin embargo, lamenta que en la actualidad "se ha convertido en el más obsoleto de toda la provincia". "Todos los demás, o se construyeron después o han sido ya reformados", destaca.

El ambulatorio atiende una población de 6.000 personas que proceden tanto de Utrillas –donde hay dos residencias de ancianos– como de otras 14 poblaciones cercanas. Además de las carencias del edificio, el Ayuntamiento critica que el centro fue desprovisto hace unos años del Servicio de Rayos X que tenía desde su puesta en marcha. "Y ahora, por una torcedura de muñeca, tenemos que ir a la capital turolense, a 80 kilómetros de distancia, a hacernos una radiografía", protesta el alcalde.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión