Teruel
Suscríbete por 1€

Dos años después de renovar el bus las marquesinas siguen sin estar en las paradas definitivas

La empresa se compromete a terminar el traslado en agosto y el Ayuntamiento admite que la situación genera confusión.

Marquesina montada en una parada de la avenida de Sagunto fuera de servicio.
Dos años después de renovar el bus las marquesinas siguen sin estar en las paradas definitivas
Jorge Escudero

Cuando acaban de cumplirse dos años de la renovación del bus urbano en la capital con la incorporación de la actual concesionaria, Autocares Urbanos de Teruel, buena parte de las marquesinas y postes que señalizan las paradas siguen sin estar en su sitio. La situación genera confusión en los usuarios, especialmente en los forasteros o las personas que no utilizan el servicio de forma habitual, que esperan el autobús en lugares que no corresponden a las paradas en vigor sino a las de la anterior concesión.

El concejal delegado de Transportes, Juan Carlos Cruzado, recordó que el concesionario debería haber completado el traslado de las marquesinas "en seis meses", pero han pasado 24 y no ha concluido. Reconoció que el traslado de los cobertizos y de los postes ha sido el principal "caballo de batalla" desde que se puso en marcha la actual concesión, en julio de 2015.

El edil señaló que la permanencia de las marquesinas en paradas anuladas genera "confusión" en los usuarios del bus. Añadió que, además, en las paradas actuales falta información sobre los detalles del servicio: horarios y recorridos de las tres líneas existentes.

Cruzado señaló que, el pasado 18 de julio, al pedir explicaciones a la compañía, esta señaló que quedaban por reubicar la mitad de las marquesinas y postes identificativos, aunque se había gastado ya el 80% de la inversión necesaria. Los traslados a las paradas empezaron por los puntos en los que era necesaria una mayor inversión, como el situado junto al instituto de Secundaria Segundo de Chomón.

Las asociaciones de vecinos han denunciado también la desorientación que genera la coexistencia de marquesinas en las que se detienen los autobuses urbanos con otras que no están operativas. Un dirigente vecinal explicó que, en ocasiones, los usuarios habituales del bus informan a pasajeros despistados que esperan el bus en antiguas paradas.

Las reubicaciones afectarán a medio centenar de marquesinas por los cambios de trayecto introducidos en 2015. Mientras tanto, la empresa de transporte ha colocado carteles en los cobertizos fuera de servicio en los que se lee: "Autocares Urbanos de Teruel le informa de que esta parada ha sido excluida de la red de transporte urbano de la ciudad de Teruel. Lamentamos las molestias".

La empresa le ha asegurado al concejal que el traslado de las marquesinas a sus nuevos emplazamientos se completará este mismo mes para, a continuación, reforzar la información sobre el servicio en cada parada. El delegado del grupo Samar –al que pertenece Autocares Urbanos de Teruel–, Juan José Peiró, afirmó que el proceso concluirá "el 31 de agosto" y que en los días siguientes se colocarán los paneles informativos sobre el bus.

Peiró explicó que el proceso de arrancar los postes y marquesinas de su anterior emplazamiento para situarlos en las paradas actuales se ha demorado más de lo previsto por problemas con la constructora contratada. Añadió que también han surgido dificultades porque, en algunas de las nuevas ubicaciones, los cobertizos generaban protestas de algunos vecinos o los lugares estaban ocupados por farolas del alumbrado público.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión