Teruel
Suscríbete por 1€

Los trenes Teruel-Valencia llegan a su destino antes de hora tras las obras de mejora en la vía

Los convoyes esperan más rato en las estaciones intermedias o van despacio para no saltarse los plazos del viaje. La Plataforma en Defensa del Ferrocarril pide a Renfe que modifique los horarios ajustándolos a la realidad.

Un tren procedente de Zaragoza con destino a Valencia hace su entrada en Teruel.
Los trenes Teruel-Valencia llegan a su destino antes de hora tras las obras de mejora en la vía
Javier Escriche

La reciente supresión de ocho limitaciones de velocidad en el tramo ferroviario de Teruel a Barracas (Castellón) ha hecho que los trenes entre la capital turolense y Valencia no solo hayan conseguido una puntualidad ‘británica’ sino que muchos de ellos realicen el recorrido en menos tiempo del fijado en los horarios oficiales de Renfe.

Así lo explicó ayer el portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel –aglutina distintos colectivos sociales e instituciones–, Pablo Justo, quien señaló que los maquinistas de los trenes se ven obligados a esperar más minutos de los previstos en las estaciones intermedias a fin de no dejarse a nadie tirado en el andén –al haber llegado antes de tiempo– y adaptar el viaje a los plazos fijados.

Hace escasos días, un tren llegó al centro de la capital levantina siete minutos antes de la hora, pese a que el convoy se había detenido 15 minutos de más en Sagunto (Valencia) y otros siete en Cabañal, un barrio a la entrada de la ciudad, según relató ayer una fuente de dicha plataforma proferrocarril. Esta situación, que no ha pasado desapercibida a los viajeros, quienes comunican al personal técnico del tren su extrañeza por las esperas en los apeaderos de la ruta, se está generalizando, aseguró la misma fuente.

Desde la Plataforma en Defensa del Ferrocarril agregaron que, para no llegar a las estaciones intermedias antes de tiempo y esperar parados a que se haga la hora de salida, hay maquinistas que optan por no desarrollar la velocidad máxima permitida a lo largo del trayecto.

Justo reclamó que Renfe modifique los horarios de los trenes Teruel-Valencia "para ajustarlos a la realidad". Según dijo, aquellos convoyes que se detienen en todos los pueblos han ganado de 15 a 20 minutos, mientras que los llamados ‘rápidos’ –con menor número de paradas– pueden realizar el trayecto en media hora menos que antes de que se hicieran las obras de mejora de la vía, a cargo del Adif.

"Más atractivo"

A juicio de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, el tren Teruel-Valencia resultará "mucho más atractivo al viajero" con horarios que reflejen el menor tiempo empleado ahora en el recorrido. Teóricamente, el viaje en ferrocarril entre ambas capitales, distantes apenas 140 kilómetros, sigue durando algo más de dos horas y media, cuando en la práctica, según el portavoz de la asociación, podría limitarse a solo dos horas.

Para la asociación proferrocarril, es "especialmente importante" que se modifique el horario del último tren Teruel-Valencia, con salida a las 19.37 y llegada a las 22.27, pues permitiría a los estudiantes, principales usuarios de este servicio, llegar a la capital levantina cuando aún funcionan otros medios de transporte, como el metro, el tranvía o los autobuses urbanos.

Desde Renfe señalaron que no está previsto cambiar los horarios de los trenes Teruel-Valencia "a corto plazo", si bien puntualizaron que todavía se están analizando los resultados de las obras de mejora en la vía que realizó Adif y que finalizaron el pasado mes de junio. La compañía ferroviaria admitió que la reforma de la infraestructura ha mejorado "la fiabilidad y la puntualidad de los trenes" y que estos "han ganado tiempo".

Entre el 24 de abril y el 30 de junio, Adif actuó en siete terraplenes y una zona de cambio de agujas en el tramo de 60 kilómetros que va de Teruel a Barracas, lo que permitió suprimir 8 limitaciones de velocidad, algunas de las cuales impedían a los trenes circular a más de 20 kilómetros por hora.

Las obras, con un coste de 4 millones de euros, obligaron a cortar el tráfico entre Teruel y Barracas y durante más de dos meses los viajeros tuvieron que hacer trasbordos en autobús para salvar el tramo afectado. Cuatro de los terraplenes en mal estado se concentraban entre Mora de Rubielos y Sarrión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión