Teruel
Suscríbete

Restaurados dos sellos medievales propiedad del Ayuntamiento de Teruel

Las piezas tenían desperfectos provocados por unas malas condiciones de mantenimiento.

El concejal de Patrimonio Cultural, José Luis Torán, y la alcaldesa, Emma Buj, con los sellos.
Restaurados dos sellos medievales propiedad del Ayuntamiento de Teruel
A. G./BYKOFOTO

El Instituto de Patrimonio Cultural ha restaurado dos sellos reales de cera de los siglos XIV y XV propiedad del Ayuntamiento de Teruel. Uno de ellos, que pertenecía al rey Pedro IV, data de 1347 y se localizó junto al pergamino en el que se otorgaba el título de ciudad a Teruel. En este documento se hacía a la capital turolense libre de impuestos y se prometía pedir al Papa que estableciese una catedral con obispo. La otra impresión es un sello real de Fernando I de 1412 que se encontró suelto de su pergamino.

"Puede parecer un tema menor, pero para el ayuntamiento y la ciudad conservar el patrimonio es esencial, más que lo que se invierta en ello", explicaba ayer la alcaldesa, Emma Buj, en la presentación de estos dos cuños. En relación al presupuesto utilizado para esta mejora, la alcaldesa no pudo precisar el importe invertido por el Ayuntamiento.

Ambas piezas fueron restauradas en 2014 pero se deterioraron debido a un inadecuado mantenimiento. Estaban colocadas en superficies rígidas de metacrilato sujetas por tres puntos, por lo que algún golpe y el movimiento al trasladarlo provocaron su ruptura. En concreto, ambos ejemplares se habían seccionado por la zona donde fueron restaurados anteriormente.

Para que el trabajo de restauración fuese óptimo, se encargó el proyecto a Milagros González, la mejor restauradora de sellos de cera en España. Durante varios meses, González y sus colaboradores en Madrid han sido los responsables de reparar los desperfectos. Además, para evitar daños futuros, el equipo ha confeccionado cajas de cartón neutro con un mayor nivel de seguridad que el soporte anterior, que ayudarán a que la restauración perdure más en el tiempo.

El material principal de estos sellos es la cera de abeja natural, un material orgánico muy difícil de conservar. Sin embargo, en este último tratamiento se ha optado por la cera sintética microcristalina para que se diferencie la zona restaurada de la original.

Mediante injertos de este material sintético se han conseguido el volumen y la forma deseados, pero manteniendo su forma primaria. En el tratamiento del color, se ha logrado el aspecto más aproximado al original por la mezclas de óleos.

Los sellos volverán ahora al Archivo Provincial donde están en depósito para que puedan ser consultados por estudiosos de diversas materias. Pese a los problemas de mantenimiento que se relacionaban con este edificio, la alcaldesa remarcó que el Archivo se encuentra en muy buenas condiciones tras los acondicionamientos de la pasada legislatura y que es un lugar idóneo para la conservación de estos materiales.

Unos ejemplares únicos

Estos sellos tienen un gran valor porque son los únicos originales que se conservan de la época y su reproducción no es posible al no contar con los moldes. Cada rey aragonés tenía un sello propio –en el que normalmente aparecía su retrato– que estaba presente en todos los documentos oficiales, ya que era el elemento que daba la autenticidad al mismo. Cuando el monarca fallecía, los moldes de estas estampas reales eran destruidos o enterrados con el rey para que nunca más volviese a utilizarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión