Despliega el menú
Teruel

La línea de ferrocarril se reabre sin que aún se aprecien mejoras en los tiempos de viaje

Renfe dice que antes se deben ajustar los horarios, pero ya hay críticas porque solo se ganen 10 minutos.

Un tren procedente de Valencia sale de la estación de Teruel.
Un tren procedente de Valencia sale de la estación de Teruel.
Jorge Escudero

Los primeros trenes circularon ayer con total normalidad en dirección a Valencia, después de haber quedado restablecido el tráfico ferroviario en el tramo comprendido entre Teruel y Barracas, interrumpido durante dos meses a causa de las obras de mejora que han permitido la supresión de 8 limitaciones de velocidad.

La reapertura ha sido, no obstante, recibida por los agentes sociales y económicos turolenses con ciertas reservas por suponer solo una reducción de 10 minutos en el tiempo de viaje, algo que, además, no se ha podido apreciar todavía al estar pendiente un reajuste de los horarios actuales.

Desde Renfe confirmaron que por el momento se mantienen los mismos horarios, mientras se analizan "las marchas actuales de los trenes de viajeros para evaluar el ahorro de los tiempos de viaje". Las mismas fuentes agregaron que las obras ejecutadas en un tramo de 2,6 kilómetros, en las que se han invertido 7,3 millones de euros, han supuesto un aumento de los parámetros de seguridad y fiabilidad de la infraestructura. Esto ha sido posible con la estabilización de la plataforma, la construcción de muretes guardabalasto y el montaje de nuevos elementos, entre ellos raíles, traviesas y balasto.

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril –entidad formada por diferentes colectivos sociales, sindicales y partidos políticos– aplaudió la reforma de la vía, que según explicó su portavoz, Pablo Justo, si no ha permitido recortar la duración del viaje, sí supone, al menos, "un mayor confort para los viajeros". Justo lamentó, sin embargo, que este proyecto incida únicamente en la reparación de la vía, "necesaria, desde luego, pero insuficiente". "La solución –continuó– tiene que ir encaminada hacia un ferrocarril de altas prestaciones, porque de lo contrario siempre estaremos reformando una infraestructura muy vieja". Otras fuentes de la Plataforma fueron mucho más críticas, al subrayar que se trata de una obra que se debería haber acometido mucho antes y que se aceleró como consecuencia de las movilizaciones ciudadanas de abril. "Si no fuera por las protestas, nunca se hubiera hecho", puntualizaron desde la Plataforma.

Desde este colectivo insistieron en que tras la supresión de limitaciones, algunas de 20 kilómetros por hora, la velocidad máxima permitida no puede superar los 75 kilómetros. "Es lo que hay, con una vía construida en 1900, con radios de curvas imposibles y pendientes de un 24%", aclararon.

Migajas

Para la secretaria provincial de CC. OO., Pilar Buj, los trabajos realizados en siete terraplenes han sido "completamente insuficientes". "Esto demuestra –dijo– que lo que recibimos son solo migajas; no responde a las necesidades ferroviarias reales que tenemos en Teruel, que pasan por el Cantábrico-Mediterráneo". Buj considera que habría que hablar más que de inversiones excepcionales, "de obras ordinarias del mantenimiento habitual de una infraestructura".

El presidente de CEOE-Teruel, Carlos Torre, destacó el interés en centrar los objetivos en el proyecto de mejora integral de la vía, anunciado por el ministro de Fomento, en el que se pretenden invertir 330 millones de euros hasta el año 2020. Los arreglos que se han llevado a cabo en el tramo Teruel-Barracas se enmarcan en esta actuación.

Torre puso de manifiesto, asimismo, la necesidad de ir resolviendo las "graves carencias" que tiene la línea Zaragoza-Teruel-Valencia, sobre todo este último tramo, que, a su juicio, solo podrían resolverse con "algún desvío alternativo del actual trazado". "Desde luego que nos gustaría que las obras ya ejecutadas se notasen, pero es necesario hacer un seguimiento para que los 330 millones se cumplan", apostilló.

Etiquetas
Comentarios