Teruel
Suscríbete

El Justicia interviene en un conflicto vecinal por el ruido de unas aves de corral en Torrecilla

Una mujer se queja de que no puede dormir por los sonidos que emiten pavos, gallos y ocas que hay en una casa cercana.

El enfrentamiento entre dos vecinas de Torrecilla de Alcañiz a cuenta de los ruidos que proceden de las aves de corral que cuida una de ellas ha llegado al Justicia de Aragón, que, en una reciente resolución, insta al Ayuntamiento a tomar medidas para "solventar, en su caso, la supuesta contaminación acústica" derivada de la explotación avícola doméstica. El dictamen también propone al Consistorio redactar una ordenanza municipal de ruidos.

El conflicto vecinal arrancó en 2014, cuando una residente, Dolores Martínez, de 62 años, se quejó ante el Ayuntamiento porque las aves que una vecina tiene en su corral "hacen mucho ruido de madrugada", según relata en la queja que presentó ante el Justicia, Fernando García Vicente. Se trata, según denuncia en el escrito, de pavos reales, ocas, gallos y gallinas. Añade que los animales empiezan a molestar con su actividad "desde las 4.00 en verano y desde las 6.00 en invierno", hasta el punto de que "es imposible dormir".

Martínez afirmó ayer que como consecuencia de las molestias para conciliar el sueño ha sufrido "ansiedad y depresión". Tras presentar sus quejas al juez de paz, al alcalde y ante la Guardia Civil sin resultado, acudió al Justicia y, si no obtiene una solución, anuncia que recurrirá a los tribunales. Al cabo de tres años de quejas, "el problema sigue igual", concluye la mujer, que vive con su marido, de 69 años, y su hija, de 30.

El Ayuntamiento intentó mediar entre las vecinas enfrentadas y logro que la propietaria del corral colocara una lona para intentar amortiguar los ruidos, pero la denunciante considera que el resultado de esta medida ha sido nulo. Dolores Martínez añadió que la "falta de sueño" agrava sus problemas de salud y los de su esposo, que no pueden dormir con las ventanas abiertas y han tenido que trasladar el dormitorio "a la zona de la casa menos cómoda y más calurosa" para alejarse del foco sonoro.

En la respuesta del Ayuntamiento al Justicia, se señala que la propietaria del corral obtuvo la correspondiente licencia y en las "reiteradas" ocasiones en las que se ha inspeccionado el lugar no se ha encontrado ninguna infracción. En una contestación municipal, se indica que la denunciante ha colocado dos focos que mantiene encendidos toda la noche y orientados al corral, lo que agrava el problema. Añade que se han producido amenazas cruzadas e "insultos gravísimos" entre los implicados. Ante la "tensa" situación generada, el Consistorio promovió una reunión de todas las partes con la participación del alcalde y la Guardia Civil que no resolvió el conflicto.

Dolores Martínez encargó una medición de ruidos que arrojó 63 decibelios procedentes del corral, por encima de los 60 permitidos en horario diurno y los 50 en el nocturno. El alcalde, Joaquín Lorenzo, consideró que "el problema de fondo" no es el ruido que provocan las aves del corral sino la "enemistad personal" entre la denunciante y su vecina. Indicó que el Ayuntamiento ha pedido presupuestos a empresas especializadas para realizar una medición del volumen sonoro que generan los animales y, en función de los resultados, actuará. Respecto a la recomendación de elaborar una ordenanza municipal de ruidos, señaló que se trata de un caso puntual, porque "nunca antes había habido ninguna queja por ruido en el pueblo".

Apelación al Ayuntamiento

Fernando García Vicente recuerda al Consistorio que es competente en el control de ruidos y le insta a intervenir "activamente" en el conflicto existente supervisando el cumplimiento de la normativa y actuando "con inmediatez", incluyendo la adopción de medidas "coercitivas". García Vicente detecta "falta de concreción" en la reacción del Ayuntamiento ante el problema.

El Justicia considera que en la confrontación a causa del corral de aves "subyace un problema de civismo" y aboga por que el vecindario asuma pautas que "permitan convivir en paz". También propugna "medidas de mediación entre las partes" en busca de una solución pacífica. El alcalde lamentó, no obstante, que sus intentos de conciliar los distintos intereses enfrentados han fracasado ante la animadversión entre las implicadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión