Teruel
Suscríbete por 1€

La intervención en la ladera del cerro de Pui Pinos superará los 200.000 euros

La atención económica a esta situación "excepcional" supera las posibilidades económicas de la Diputación Provincial de Teruel.

Escombros del derrumbe en Alcañiz.
Las familias de Alcañiz más afectadas por el derrumbe ya viven en pisos alquilados
L. Castel

La intervención en la ladera del cerro de Pui Pinos del municipio turolense de Alcañiz y el arreglo de casas dañadas tras los desprendimiento ocurridos en ella el pasado 18 de abril superará los 200.000 euros.

Estas son las primeras estimaciones realizadas por la Diputación Provincial de Teruel, cuyo vicepresidente, Luis Carlos Marquesán, ha informado de que el Servicio Geológico ha comprobado que el deslizamiento de tierras afecta a aportes.

Según ha detallado, "la ladera no se ha deslizado", y ha añadido que todavía está pendiente de evaluar "la afección a los inmuebles y comprobar el estado de la ladera".

Marquesán ha dicho que la atención económica a esta situación "excepcional" supera las posibilidades económicas de la Diputación Provincial. "Nosotros atenderemos las infraestructuras municipales dañadas", pero "el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España deben hacer una aportación, y también los seguros", ha detallado.

El vicepresidente de la DPT ha presentado el fondo para emergencias, centrado en infraestructuras como bombeos y edificios municipales ordinario que asciende a 100.000 euros, "aunque el ochenta por ciento ya está comprometido" y se destinará a reparar daños de tomas de aguas, hundimientos de muros y otras situaciones de emergencia.

Marquesán ha expuesto que en el presupuesto para 2017 se contempla esta partida para incidencias hasta noviembre y este ejercicio se asumen las de los dos últimos meses de 2016. En 2016, se gastaron con este fin 21.823 euros y en las incidencias de los dos últimos meses ya se han comprometido 18.667 euros, sin contar las emergencias de nevadas, que se financian aparte.

La mayor parte de las actuaciones pendientes actualmente se refieren a daños por lluvias y hundimiento de muros de contención o de cementerios en pueblos como Nogueruelas, Cascante del Río, Rubielos de Mora o Bañón y deben solicitarse en el plazo de un mes desde la incidencia.

Marquesán ha indicado que "este fondo puede suplementarse ante nuevas demandas" y ha subrayado que "ningún pueblo se va a quedar desatendido por parte de la Diputación Provincial de Teruel ante una emergencia".

Al respecto, ha resaltado que así ha quedado demostrado en sucesos extraordinarios "en los que hemos sido nosotros los primeros que hemos prestado nuestra ayuda para afrontar la situación y para reparar las afecciones que se han producido en infraestructuras municipales, carreteras o caminos".

Por eso, ha remarcado la "enorme trascendencia" que posee la Institución porque "por cercanía y rapidez en la gestión somos los que más rápido atendemos las necesidades de los pueblos de la provincia".

El Plan de Emergencias de la DPT tiene como objeto cofinanciar actuaciones de reparación o sustitución de infraestructuras municipales ocasionadas directamente por desastres naturales, siendo provocados por sucesos extraordinarios imprevisibles o, aún siendo previsibles, que sean inevitables.

La afección debe ser de tal magnitud que las instalaciones o el servicio quede interrumpido o afectado de forma tan grave que sea necesaria una actuación de emergencia. Las solicitudes, que serán tenidas en consideración por orden de presentación, deberán ser presentadas en el plazo máximo de un mes desde que se produjo la situación de emergencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión