Despliega el menú
Teruel

Gastronomía

Estudiantes de hostelería de Teruel, en un concurso nacional de jóvenes promesas

David Andrés y Santiago Marqués competirán en Madrid por el título del concurso nacional Spainkills, que se disputa en la Feria de Muestras de la capital.

David Andrés, a la izquierda, con Santiago Marqués, en las cocinas de la Escuela de Hostelería de Teruel.
David Andrés, a la izquierda, con Santiago Marqués, en las cocinas de la Escuela de Hostelería de Teruel.
Jorge Escudero

David Andrés y Santiago Marqués, alumnos de la Escuela de Hostelería de Teruel, parten este martes hacia Madrid en busca del título de mejores estudiantes de hostelería dentro del concurso nacional Spainskills, que se disputa en la Feria de Muestras madrileña y en el que compiten alumnos de formación profesional de distintas especialidades.

David, alumno de cocina, y Santiago, estudiante de restauración, tendrán que elaborar una serie de platos propuestos por la organización y servirlos a los clientes en unas pruebas que se sucederán desde el miércoles al viernes. Si consiguen el primer premio, optaran a las fases europea y mundial del concurso, esta última prevista en Dubay. Competirán con jóvenes promesas llegadas de todas las comunidades autónomas.

Santiago, de 21 años y nacido en Teruel, explica que tendrá que emplatar, servir la mesa, preparar cócteles y cafés y atender a los clientes “en inglés” y con esmero. También recibirá ingredientes de su compañero cocinero, David, para elaborar un plato “delante del comensal”. Estudia en la Escuela de Hostelería con el objetivo de ser jefe de sala de restaurante o, incluso, poner en marcha su propio negocio.

David, de 18 años y natural de Mora de Rubielos, se enfrenta por su parte al reto de guisar un solomillo wellington, unas peras al vino y pasta rellena con algún elemento “sorpresa”, que no conocerá hasta el momento de la prueba para medir su capacidad de reacción ante imprevistos. Se trata de “recetas clásicas” a las que deberá dar “un toque personal”. Considera que su reto más complicado será la elaboración de diez tapas aptas para celiacos y otras tantas para alérgicos al huevo y los lácteos.

Los dos alumnos turolenses se impusieron en la fase regional de Spainskills, donde compitieron con estudiantes de hostelería de todo Aragón. Ahora se enfrentan al mayor desafío de sus trayectorias como aprendices de hosteleros. David describe su estado anímico como “emocionado y con ganas”, aunque reconoce que el próximo miércoles, cuando arranque la competición ante el jurado “habrá nervios, seguro”. No estarán solos, la Escuela de Hostelería de Teruel organiza una expedición para arropar a sus alumnos. El resultado se sabrá el sábado.

Etiquetas
Comentarios